Palestina pide en ONU intervención humanitaria en la Franja de Gaza

En medio de la escalada de tensiones en la Franja de Gaza, se hace un llamado urgente por parte de las autoridades palestinas para una intervención humanitaria, con el fin de prevenir lo que muchos temen pueda convertirse en un desastre.

Riyad Mansour, embajador del territorio ocupado ante las Naciones Unidas, describió como espantoso el escenario que se ha desplegado en la región tras el ataque inesperado lanzado por Hamás contra Israel el pasado sábado, y la posterior respuesta de Israel con una declaración de guerra hacia la densamente poblada Gaza.

El diplomático expresó a los medios que la situación es extremadamente terrible para nuestra población civil y que el nivel de destrucción supera toda comprensión.

Mansour aseguró que seguirán adelante con los esfuerzos diplomáticos, incluyendo contactos con el Consejo de Seguridad, para obtener el apoyo de la comunidad internacional en el cese de la violencia.

Subrayó que los derechos y aspiraciones nacionales palestinas “deben ser respetados, y existe un consenso mundial sobre ellos, la solución de dos Estados para vivir en paz y armonía como buenos vecinos, lo cual requeriría el fin de la ocupación”.

Según el diplomático, el camino hacia la paz exige que Israel reconozca la existencia de Palestina; “que somos seres humanos y que tenemos derechos y aspiraciones nacionales”.

En este contexto, el representante palestino denunció el discurso de odio proveniente del país vecino para negar a su pueblo.

“Si continúas repitiendo eso, esperando resultados diferentes a los que estás obteniendo, que son cada vez más tragedias, dolor, odio y profundización del conflicto, entonces te estás engañando a ti mismo, no estás enfrentando la realidad”, añadió.

El miércoles pasado, António Guterres, secretario general de la ONU, instó a evitar una mayor escalada del conflicto, a proteger a los civiles y a promover esfuerzos diplomáticos ante el alarmante aumento de las tensiones.

El líder de la ONU expresó su preocupación por los intercambios de disparos en la Línea Azul y en el sur del Líbano mientras se intensifica el conflicto.

Hizo un llamado a todas las partes -y a aquellos que tienen influencia sobre ellas- para evitar una mayor escalada y efectos colaterales, agregó en declaraciones a los medios.

Guterres lamentó la pérdida de vidas humanas, especialmente del personal del organismo que trabaja incansablemente para apoyar al pueblo de Gaza.

Los civiles deben estar protegidos en todo momento; se debe respetar y defender el derecho internacional humanitario”, dijo.

Se estima que cerca de 220 mil palestinos se encuentran actualmente refugiados en 92 instalaciones de la Agencia de la ONU para Refugiados palestinos en toda Gaza.

Las instalaciones de las Naciones Unidas y todos los hospitales, escuelas y clínicas nunca deben ser atacados”, enfatizó.

Yilena Borrero Luzua

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top