El arte traspasa fronteras: Un chino imparte clases de baile popular cubano

El chino Huo Yaofei es uno de los profesores de casino, un baile popular cubano que se enseña por estos días como parte del encuentro "Baila en Cuba", que sesiona en La Habana desde el domingo último y hasta hoy

Muy vinculado a la cultura cubana desde hace más de dos décadas, Huo es un asiduo participante en el Encuentro de Academias de Bailes y Bailadores de Casino y Salsa, una cita anual que se realiza en la isla desde 2006.

Este alto y delgado pekinés de 46 años, que prefiere que lo llamen David y que domina la jerga de los bailadores cubanos, enseña los rudimentos del casino a unas 40 personas, en su mayoría extranjeros que llegaron a la capital cubana para aprender ese alegre baile.

“Lo que hago es resumir un sistema de enseñanza para que los extranjeros aprendan mejor y más rápido el casino y entiendan la música cubana como los cubanos”, dijo a Xinhua el chino “casinero”, como llaman en la isla a quienes dominan ese baile popular y callejero.

Huo, quien en fecha próxima debe discutir el Doctorado en Ciencias sobre arte en el habanero Instituto Superior de Arte (ISA), no esconde su sentimiento de admiración hacia la cultura cubana, a la que se acercó, afirmó, con mucho respeto.

Difundo el casino por el amor y por el respeto que siento hacia la cultura de este pequeño país tan rico en la música y el baile“, explicó.

“Su metodología me parece muy eficaz para los bailadores que empiezan, para los que van a aprender a bailar”, consideró la bailarina cubana Anisley González, una habanera de 42 años que ha venido siguiendo la evolución de Huo desde que lo vio en la primera edición de Baila en Cuba.

González, graduada en la especialidad de danza en la Universidad de las Artes y con una maestría en estudios teóricos de danza, consideró que el profesor chino “está utilizando un buen método de enseñanza.

“Es realmente muy interesante lo que hace, porque la cultura asiática es muy diferente a la nuestra y para ellos es bastante difícil incorporar esa ‘cubanía’ a su personalidad y él lo está haciendo bastante bien”, subrayó la bailarina de la compañía folklórica Raíces profundas.

Huo es desde el año pasado “Embajador Promocional de Cuba Única en China”, una designación que le otorgó el Ministerio de Turismo de la isla para divulgar en el país asiático las bondades de la industria cubana del ocio.

El nombramiento destacó la estrecha relación de Huo con Cuba y su trabajo en “La Casa de David”, considerado como un espacio de promoción de la cultura cubana y reconocido desde la apertura como un centro de comunicación artística entre los dos países.

El programa de “Baila en Cuba” incluye talleres de casino impartidos por profesores del sistema de la enseñanza artística de la isla y cinco noches de conciertos en las que se fusionan la teoría con la práctica.

Agrupaciones cubanas de música bailable de alta convocatoria y de manera especial, la emblemática “Orquesta Aragón”, conforman la nómina de los conciertos nocturnos en los que los nuevos bailadores tratan de demostrar los conocimientos adquiridos.

El baile de casino, dicen los historiadores, nació de manera natural a finales de la década de 1950, cuando jóvenes bailadores cubanos tomaron influencias del son, el chachachá y el rock and roll, y con el tiempo lo convirtieron en el estilo más bailado en la isla.

Cubadebate

Cubadebate

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top