Mensajes que trae Cuba a la COP-28

Ana Silvia Rodríguez Abascal, directora de Organismos Internacionales de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, explicó que la Isla llega a la COP-28 con una delegación diversa, en la que participan diferentes organismos, entre ellos el CITMA, el MINREX, el MINEM, AZCUBA y e INOTU.

Ana Silvia Rodríguez Abascal, directora de Organismos Internacionales de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, explicó que la Isla llega a la COP-28 con una delegación diversa, en la que participan diferentes organismos, entre ellos el CITMA, el MINREX, el MINEM, AZCUBA y e INOTU. Foto: Estudios Revolución.

Ubicado en las áreas de desarrollo urbano de esta ciudad futurista, que va ampliándose desde la costa hacia el desierto, el Centro de Exhibiciones de Dubái (Expo City) se ha convertido en estos días en la gran babel del siglo XXI.

Si usted se propone recorrer parte de sus casi cinco kilómetros cuadrados y pone atención a las voces, es posible que pueda ser testigo de cómo se habla en más de 300 lenguas, entre idiomas —unos más conocidos que otros y algunos de los que nunca escuchó—, dialectos y otras muchas formas de expresión propia de los pueblos, incluyendo el lenguaje de señas.

En la mañana de este miércoles, víspera del inicio de la 28va Conferencia de las Partes (COP-28) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, se oyó fuerte y claro el español “cubano”.

En la jornada, los diplomáticos y directivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente de Cuba (CITMA) que aquí se encuentran, participaban activamente en los debates previos de las delegaciones del Grupo de los 77 y China que asisten a esta cita global sobre el cambio climático.

Cuba ocupa la presidencia pro témpore del G-77 y China y convocó a esta primera Cumbre de Líderes del Grupo en los marcos de la COP-28, como espacio para la reflexión y la coordinación de posiciones entre los países del Sur de cara a las negociaciones climáticas.

La delegación de la Mayor de las Antillas a la COP-28 y a esta Cumbre de Líderes del Sur, esta encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Esta será la primera vez que el G-77 se reúna a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno en el marco de una COP. La cumbre tendrá lugar el 2 de diciembre y está concebida como una de las prioridades de la presidencia cubana del grupo.

El cónclave tendrá una sesión inaugural, un debate general y una sesión de clausura, aunque no se propuso tener resultados negociados, sino, un resumen del Presidente cubano sobre los principales temas abordados durante el debate, de manera que sirva de guía o base al Grupo para su proyección en este importante tema.

Será, además, una oportunidad para el trabajo colectivo y para el impulso de los esfuerzos mancomunados de los países en desarrollo encaminados a hacer avanzar sus legítimos reclamos.

Ana Silvia Rodríguez Abascal, directora de Organismos Internacionales de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, explicó al equipo de prensa de la Presidencia de la República, que la Isla llega a la COP-28 con una delegación diversa, en la que participan diferentes organismos, entre ellos el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), el Ministerio de Energía y Minas (MINEM), el Grupo Azucarero (AZCUBA), que presentará una iniciativa relacionada con esa industria, y el Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo (INOTU), entre otras entidades.

Juan Antonio Fernández Palacio, director general de Prensa, Comunicaciones e Imagen del MINREX, subrayó por su parte, que la Cumbre de Líderes del G-77 y China “es una iniciativa absolutamente novedosa”. Es una propuesta de Cuba de gran importancia, porque permite a los países miembros, como grupo negociador —quizá el más fuerte del Sur global—, pueda coordinar posiciones, concertar ideas y tener propuestas concretas para hacer valer las aspiraciones, las demandas, los reclamos que tienen los países del sur en relación con los problemas que ocupa la COP-28″.

Ulises Fernández Gómez, director de Relaciones Internacionales del CITMA, señaló a la prensa que a la COP-28 “Cuba trae compromiso y Cuba trae disposición a contribuir al esfuerzo global para que esta Conferencia de las Partes signifique un cambio en la manera de afrontar los desafíos globales en torno al cambio climático”.

Es conocidos por todos —reflexionó— que Cuba tiene una robusta política, con planes gubernamentales específicos, para enfrentar el cambio climático, ejemplo —añadió— de la «buena relación entre la ciencia y la política que ha fructificado en un sistema que permite involucrar a toda la sociedad en todos los desafíos que implica hacer frente al cambio climático”.

Cuba, argumentó Fernández Gómez, ha trabajado en dar respuesta a un grupo de preguntas al respecto, por ejemplo, “¿cómo vamos a enfrentar el cambio de clima?, ¿cómo vamos a vivir?, ¿cómo vamos a alimentarnos?, ¿cómo vamos a transportarnos?, ¿cómo vamos a alojarnos?, ¿cómo vamos a a desarrollar nuestros hábitos alimentarios?, ¿cómo se van a comportar los desafíos para la salud?”.

Todas esas preguntas —señaló el Director de Relaciones Internacionales del CITMA— “implican un desafío que es transversal a todos los sectores de la sociedad, y creo que el ejemplo de Cuba es muy válido, por la integralidad, el esfuerzo y porque involucra a toda la sociedad, a todos los sectores. Creo que ese es el principal mensaje que Cuba puede trasladar en esta COP-28”.

Otro mensaje sería —agregó Fernández Gómez— que, en base a las capacidades institucionales que tiene, científicas, institucionales, organizativas, tecnológicas, Cuba ha podido acceder a determinadas fuentes de financiamiento en medio de una arquitectura financiera internacional injusta, desbalanceada.

Fundamentalmente a través de los fondos que ofrecen los mecanismos de Naciones Unidas, y con los que hemos tenido resultados muy importantes, Cuba, explicó el directivo del CITMA, ha sabido unir las prioridades del país con las oportunidades financieras y convertirlas en resultados concretos de la ciencia y de la adaptación a nivel de comunidad, de sectores, de ecosistemas.

En esta 28 edición de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la Isla dispondrá, por primera vez, de un Pabellón expositivo, que este 3 de diciembre, cuando se inaugure, hará el lanzamiento de la Alianza Internacional para la Circularidad de una Agroindustria de la Caña de Azúcar Resiliente y Baja en Carbono (Alianza Climática Agro Azúcar Circular), una novedosa propuesta de AZCUBA.

También se hará la presentación del proyecto ECOVALOR, con su meta de contribución a la reducción de emisiones de carbono, entre ellas los aportes del sector forestal. Se darán a conocer, además, iniciativas cubanas en cuanto a la transición energética y los resultados alcanzados con proyectos de adaptación para los municipios costeros, entre otras iniciativas ligadas al Plan de Estado para el enfrentamiento al Cambio Climático (Tarea Vida).

Juan Antonio Fernández Palacio, director general de Prensa, comunicaciones e Imagen del MINREX,
subrayó por su parte, que la Cumbre de Líderes del G-77 y China “es una iniciativa absolutamente novedosa”. Foto: Estudios Revolución.

Ulises Fernández Gómez, director de Relaciones Internacionales del CITMA, señaló que a la COP-28 “Cuba trae compromiso y Cuba trae disposición a contribuir al esfuerzo global para que esta Conferencia de las Partes signifique un cambio en la manera de afrontar los desafíos globales en torno al cambio climático”. Foto: Estudios Revolución.

Cubadebate

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top