Vida y arquitectura, los premios de Alfonso Carulla

Para el Máster en Ciencias Alfonso Alejandro Carulla Figueredo, 2023 ha sido el año de su consagración profesional tras merecer, en marzo último, el Premio Vida y Obra de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (Unaicc). ¿Qué más puedo pedir a Dios y a la vida?, exclamó ante el …

Vida y arquitectura, los premios de Alfonso Carulla Leer más »

Rosa María Rodríguez García, directora provincial de Patrimonio Cultural en Granma, entrega reconocimiento al arquitecto Alfonso Carulla Figueredo “por su destacada labor en la investigación, conservación y defensa del patrimonio inmueble del municipio de Bayamo”

Para el Máster en Ciencias Alfonso Alejandro Carulla Figueredo, 2023 ha sido el año de su consagración profesional tras merecer, en marzo último, el Premio Vida y Obra de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (Unaicc).

¿Qué más puedo pedir a Dios y a la vida?, exclamó ante el hecho de recibir el galardón de manos del Héroe de la República y presidente de la organización, Antonio Guerrero Rodríguez.

El 25 de abril último, a poco más de un mes del referido acontecimiento, el Centro Provincial de Patrimonio Cultural de Granma, al suroriente de la Isla, lo reconoció por su notoria labor en la investigación, conservación y defensa de monumentos, sitios y otros bienes inmuebles del municipio de Bayamo.

Carulla Figueredo vino al mundo en El Cacao, zona rural de la localidad de Jiguaní, y actualmente es especialista en precios de la Empresa de Construcción y Montaje del territorio.

Alfonso cree haber nacido con esa vocación, pues desde los tres años, aproximadamente, decía que iba a convertirse en arquitecto para hacerle una casa a su abuela materna, Encarnación Rodríguez Cámbara.

También le gustaban otras especialidades como Psicología, Economía e Ingeniería Mecánica, sin embargo, piensa que esta última hubiera sido una equivocación, confesó en diálogo con la Agencia Cubana de Noticias.

Su estreno como profesional, en 1981, fue en una unidad militar, donde realizó un importante proyecto de ingeniería, y al segundo año de graduado vio hecho realidad el propósito de cumplir misión internacionalista en la República Popular de Angola.

Como jefe técnico de un programa para la construcción de 300 viviendas, vivió dos años en la nación africana, específicamente en Sumbe, capital de la provincia de Cuanza Sur.

“Fui en calidad de constructor, pero allá había guerra y por eso estuve todo el tiempo con el fusil al hombro. No obstante, estoy satisfecho y muy contento de haber ido.”

Durante casi cuatro décadas de labor, Carulla Figueredo tiene en su haber 24 proyectos de diferentes obras, así como varios pertenecientes a viviendas de compañeros de trabajo, a quienes no cobró ni un centavo.

Con particular orgullo, evocó la responsabilidad al frente de los trabajos ejecutados en la Plaza de la Patria de Bayamo, la cual se entregó en la tarde del 24 de julio de 2006, lista para celebrar, dos días después, el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional, en el aniversario 53 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Como individuo amante de las antigüedades, el pasado y las obras de arte, matriculó varios cursos y luego una maestría en Rehabilitación y Conservación, por cuanto no sorprende que acumule, además, un abundante quehacer en defensa del patrimonio inmueble.

Sobresalen la restauración de la Escuela Técnica General Luis Ángel Milanés Tamayo y su asesoría a las acciones ejecutadas en el museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, galardonado este último con el Premio Nacional de Conservación de Monumentos en 2014.

Sin reparar en cuánto sabe y en todo lo hecho, siempre ocupado en “pulirse” y seguir aprendiendo, Alfonso es participante asiduo en conferencias, eventos, talleres de urbanismo y congresos sobre patrimonio y arquitectura, en los cuales plantea sus insatisfacciones y preocupación por la forma en que se construye actualmente.

Lea aquí: La Historia también se escribe en bronce y mármol (+ Fotos)

Miembro activo de la Unaicc desde su fundación en 1983, desempeñó responsabilidades a nivel de base, provincia y país, y manifiesta mucho agradecimiento hacia la organización como resultado de una relación que considera de beneficio mutuo.

Antes de cerrar la agenda y apagar la grabadora, reiteró al periodista que su trayectoria laboral incluye la actividad docente, pero la mayor parte ha sido como constructor, a pie de obra, de lo cual se enorgullece. (Orlando Fombellida Claro, ACN

Agencia Cubana de Noticias

Agencia Cubana de Noticias

Agencia con cobertura nacional de la República de Cuba.

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top