A las puertas de una victoria compartida

En vísperas de la presentación ante Naciones Unidas del proyecto de Resolución para ponerle fin al bloqueo, el embajador de Cuba en Venezuela, Dagoberto Rodríguez Barrera abordó la «maquiavélica» actitud de la administración de Donald Trump
Cuba es víctima de una guerra económica, calificada como un genocidio. Foto: Juvenal Balán

Desde el imperio pueden hacerse los de la vista gorda, incluso negar su existencia, pero el pueblo cubano sabe que está ahí, haciendo mella en su día a día.

Tanto es así que, a esta fecha, el 80 % de lo población de la Isla, nació bajo esa perversa política.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra la Mayor de las Antillas le ha causado al país, en el último año, pérdidas que superan los 4 000 000 000 de dólares. Así lo dio a conocer Dagoberto Rodríguez Barrera, embajador de Cuba en Venezuela.

En vísperas de la presentación ante Naciones Unidas del proyecto de Resolución para ponerle fin a ese ataque unilateral, el diplomático cubano recordó la «maquiavélica» actitud de la administración de Donald Trump al escalar una dimensión más dañina a partir de 2019.

«A la llegada de la pandemia, lejos de ver una oportunidad de colaboración entre todos para tratar de salir de ese momento difícil que enfrentó el mundo, lo vieron como una oportunidad más para derrotar a la Revolución Cubana», expresó.

Ante la prensa, resaltó la decisión del pueblo cubano, a pesar de esa guerra económica, «de seguir con su proyecto social y de desarrollo.

«Sentimos que defendemos nuestro legítimo derecho a la autodeterminación y a la soberanía», aseveró.

Cuando la humanidad se ve amenazada por el cambio climático, la distribución desigual de las riquezas, pandemias, guerras y otros tantos males, esta política que afecta a varias naciones, «no debería existir».

En ese sentido, apuntó «si revisamos la lista de penados veremos que somos los del sur los sancionados por el imperio. La recién concluida cumbre del G77+China, en La Habana, muestra la voluntad del Sur de unirnos y de buscar nuevas formas de colaboración e integración (…).

Esa actitud es un imperativo», insistió.

Precisamente, las patrias de Bolívar y Martí, blanco de ese genocidio, se han unido para contrarrestar sus embates.

«La relación entre nuestros gobiernos y pueblos es única en el mundo, modélica».

El 30 de octubre de 2000, los comandantes Fidel Castro Ruz y Hugo Chávez Frías firmaron el Convenio Integral de Cooperación Cuba_Venezuela, «pensado para complementar y ayudar al bienestar de nuestra gente, con los propios recursos que tenemos, porque no damos lo que nos sobra, compartimos lo que tenemos.

Y lo hacemos por la necesidad que tiene el mundo de que la cooperación sea la base de las relaciones entre los países», remarcó Rodríguez Barrera.

Tener siempre el apoyo y la solidaridad del pueblo venezolano en esta lucha «tiene para nosotros un significado extraordinario», dijo y ratificó que los bolivarianos pueden estar seguros de que siempre contarán con Cuba para denunciar la política que también ha llevado el Gobierno estadounidense contra su Revolución.

«El triunfo que estamos seguros de que este 2 de noviembre vamos a tener en la ONU, no solo será el triunfo del pueblo cubano, sino también del pueblo venezolano».   

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top