Ministro de Justicia: Nuestra prioridad es brindar un servicio de calidad al pueblo

El ministro de Justicia Oscar Silvera Martínez compareció este martes en la Mesa Redonda para intercambiar sobre la implementación del Código de las Familias, el Cronograma Legislativo del parlamento cubano, la prestación de servicios notariales y registrales, la legalización de documentos y otros temas de interés.
Oscar Manuel Silvera Martínez, ministro de Justicia, informa sobre resultados de juicio contra Cuba en Londres .

Al iniciar su intervención en el programa radiotelevisivo Silvera Martínez, dijo que el proceso de elaboración del Código de las Familias fue complejo pero acertado, y que se llevó a cabo con una profunda consulta popular que involucró a más de 79,000 reuniones en comunidades y centros de trabajo, y recibió más de 400,000 opiniones.

Silvera Martínez también señaló que el Código ha sido implementado “de manera general bien”, aunque reconoció que ha existido algunas falencias por parte de las personas encargadas de su aplicación. Para asegurar que el código se cumpla de manera efectiva, el ministro destacó la importancia de la capacitación permanente de los actores involucrados y de un monitoreo e inspectoría sistemática continua.

“El Código de la Familias ha tenido un significado altísimo en la anterior legislatura por su alcance, complejidad y los cambios culturales que implica. Desde su aprobación en julio del 2022 por la Asamblea Nacional, ha habido un número importante de casos en tramitación en el sistema del Ministerio de Justicia, incluyendo 34,438 matrimonios constituidos hasta el cierre de mayo de 2023. Además, 1003 de estos matrimonios fueron entre personas del mismo género, lo que acredita la importancia de la aprobación del código en materia de uniones de hecho y afectivas” subrayó.

El ministro destacó también otras variables que establece el Código, como los pactos matrimoniales (135 constituidos en esta etapa), la escucha del menor en seis casos de divorcio, los pactos de convivencia, la revocación de donaciones, los contratos de alimento, las delegaciones de responsabilidad y el consentimiento para técnicas de reproducción asistida.

Silvera Martínez destacó que para asegurar que el código se cumpla de manera efectiva, es necesario que los actores involucrados se capaciten permanentemente y que haya un monitoreo e inspectoría sistemática continua.

“Solamente desde el control y desde la atención a las quejas y los planteamientos que de diversas maneras nos hace llegar nuestro pueblo, nosotros estaremos más claros de los errores que cometemos y de las insuficiencias que tenemos. Pero el Código se viene implementando de manera general bien, lo que no quiere decir que haya casos donde exista alguna incomprensión o se dé una mala respuesta por parte de un funcionario porque no se dominaba sus contenidos por sus falencias en el autoestudio”.

En relación a las dificultades que se han presentado en la implementación del Código de las Familias, el ministro de Justicia, Oscar Silvera Martínez, ha reconocido que ha habido algunos casos en los que se ha presentado una mala actuación por parte de los encargados de aplicar el código. En particular, ha mencionado dos casos en la Matanza en los que se presentaron contradicciones en la inscripción de los niños y que no se informó a tiempo a los superiores.

El ministro ha señalado que estas dificultades se han debido principalmente a la falta de capacitación y supervisión de los encargados de aplicar el código. Para resolver estos problemas, se han tomado medidas para dar una mejor capacitación a los encargados de aplicar el Código y para establecer un mejor control y seguimiento de los casos.

En cuanto a los casos de certificación de matrimonios entre personas del mismo género, el ministro ha señalado que también se presentaron algunas dificultades. En algunos municipios, prevalecía todavía el modelo de certificación antiguo lo que causó demoras en la certificación de estos matrimonios. Sin embargo, el ministro ha asegurado que estos problemas se han corregido y que se ha dado una solución a los mismos.

El directivo destacó que, a pesar de las dificultades, el Código de la Familia ha tenido un impacto significativo en las familias y en las personas en Cuba. En particular, ha señalado que más de 1000 matrimonios entre personas del mismo género se han constituido desde la aprobación del código, lo que demuestra la importancia de esta reforma en la protección de los derechos familiares y de género en el país.

“En conclusión, la implementación del Código de la Familia de Cuba ha sido un proceso complejo y que ha presentado algunas dificultades. Sin embargo, se han tomado medidas para solucionar los problemas y para mejorar la capacitación y supervisión de los encargados de aplicar el código. El impacto del código en las familias y en las personas en Cuba ha sido significativo, lo que demuestra la importancia de esta reforma en la protección de los derechos familiares y de género en el país”.

Cubadebate

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top