“Vengo a devolver lo que me han dado”

El periodista Martín Corona Jerez, responde con voz tranquila, pero tienen el corazón temblando. Toma aire, exhala y sus palabras corren por ese riachuelo apacible de la memoria en lo que va concatenando los recuerdos: “La Demajagua es mi primer centro de trabajo…y todo parece indicar, que va a ser el último.

“Esto es algo bien significativo para mí. Aquí empecé a realizar mis ideales como ser humano, formado por la Revolución que me sacó de la Sierra Maestra y me trajo por Cuba a estudiar en la Habana, Santiago, y vino a vivir a una ciudad y a trabajar en un periódico, en una entidad viva, de la cultura, una entidad política y de la actualidad.

“Sentía que me habían dado en la vena del gusto, porque yo quería una carrera política y me decidí por el periodismo. Me lo  aconsejaron y no me arrepiento, como tampoco me arrepiento de haber estado en La Demajagua durante su etapa fundacional, el 10 de octubre de 1977; después en la década del 80 luego de haber trabajado en Radio Bayamo, y finalmente en el ocaso de mi vida.

“He vuelto con más experiencia, más conocimiento y amor. Ahora quiero más a La Demajagua, porque el tiempo, los golpes, las equivocaciones, las personas… van enseñando a uno y sencillamente uno debe aprender, debe de ser agradecido. Ahora, me toca dar un poco de lo que he aprendido en la vida”, sentencia Martín Corona Jerez, Hijo Ilustre de Pilón, su municipio natal, maestro de varias generaciones de periodistas en la provincia de Granma.

Llegó a los predios del periódico La Demajagua, para entonces enclavado en la Bayamo, en la calle Martí número 70, sin conocimiento laboral y de la vida, después de haber cursado su etapa de estudiante.

Ahora, vuelve con todo lo aprendido a cerrar un ciclo de su vida en el que todos tenemos el deber de retribuir y aportar a quienes nos han formado. Primero, con esa sensación de Padre, de quien ha visto crecer a un hijo; ahora, con la visión de un hijo que regresa a los brazos del padre, para recompensar tantos años de desvelo en su formación.

“Vengo a aportar y a devolver, a pedir disculpas por los errores cometidos… esas cosas que como humanos no debemos dejar de hacer y lo que es mejor que decir: vivirlo sentirlo”.

LA EDICIÓN CERO

El contenido fundamental de la edición cero del Periódico La Demajagua se centraba en el material a discutir en la Asamblea provincial del Partido.

“Yo formé parte del equipo preparación, formación y fundación del periódico, pero en marzo del 77 me envían para la radio y en octubre de ese año estoy de vacaciones, sin embargo, me quedo porque debo de participar en la Asamblea provincial del Partido.

“Para ese entonces yo era el jefe de informativo de la Emisora CMKX Radio Bayamo, y en medio de la asamblea, el ideológico del Partido Tony Suárez me llama y me dice: `tú sabes que La Demajagua ya empezó a salir y tú eres el Jefe de Redacción´. Las vacaciones te la vamos a dar después´…todavía las estoy esperando.

HISTORIA

Uno de los momentos cruciales de la naciente provincia de Granma en el año 1976, es la creación del periódico La Demajagua, el 10 de octubre de 1977, órgano de prensa que arriba este 2023 a 46 años de fundado.

Antes de su nacimiento, todo lo todo lo concerniente a la región de Bayamo se publicaba en el periódico Combatientes del Cauto.

Ante la necesidad de crear un órgano de prensa que reflejara los intereses de la provincia, muchos de sus trabajadores fueron a tomar experiencias en Santiago de Cuba con trabajadores del periódico Sierra Maestra, de lo que era el diarismo.

Muchos de sus fundadores vieron el desmontar una máquina de hacer asfalto, en la  entonces Planta 26 de Julio, y de ahí sacar las piezas necesarias para destinarlas al rotativo y materializar aquel sueño.

No fueron pocas las dificultades. El sobresalto les llegaba hasta de madrugada, cuando avisaban de algún problema en la tecnología, pero aún así, lograron sacar los primero ejemplares, que vieron la luz el 10 de octubre de 1977, en formato de sábana.

En ese entonces  existían operadoras de teletipo o télex, era un equipo por el cual llegaba la información de las agencias cablegráficas y de los corresponsales granmenses, y cuya información las operadoras tomaban a lápiz, pasaban a máquina y entregaban a los periodistas encargados de conformar la noticia.

Desde los años 90 la situación económica del país impuso que La Demajagua pasara de ser un diario a semanario, lo cual exigía  igualmente de entrega y superación para garantizar los más de 31 mil ejemplares a sus lectores.

En el año 2000 el semanario sale también en versión digital, un reto que exigió hacer a un lado las máquinas Robotrón y unificar nuevos y viejos saberes para visibilizarse también internacionalmente.

El periodismo abrió sus brazos a nuevos trabajadores, algunos de ellos reorientados hacia el Periodismo, que han sido formados en la práctica del oficio periodístico.

Entre los momentos más significativos reflejados por sus fotoreporteros y periodistas, figuran: las visitas de Fidel a Granma, una de ellas a la propia institución cuando radicaba en Amado Estévez, esquina 10, por el año 1986; la inauguración de varios programas de la Revolución en el 2002; el último 26 de julio con Fidel en el podio, en 2006;el paso de las cenizas de Fidel por Granma, en 2016; las celebraciones del Día de la Rebeldía Nacional en 2019, en la Plaza de la Patria, de Bayamo, con integrantes de la generación histórica y el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien además, visitara en 2020 las instalaciones del periódico La Demajagua.

Desde su fundación, el periódico vio muy clara la importancia de la Universidad para el desarrollo del país y de la provincia, y dedicaba espacios a publicaciones científicas e investigaciones en las diferentes ramas del conocimiento.

La Demajagua es también la tradicional casa de los estudiantes de periodismo, que anualmente concurren a su recinto a realizar sus prácticas, a beber de los más experimentados, pero también a traer savia fresca a los que llevan más años de ejercicio…generaciones que concurren como una gran familia.

Anaisis Hidalgo

Avatar

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top