Transcurridos los primeros años del triunfo de la Revolución, el abastecimiento de alimentos, aseo personal y otros a la población se fue haciendo complejo e insuficiente. por ello el país se vio en la necesidad de implantar un sistema de racionamiento que le permitiera repartir lo poco que tenía, de la forma más justa y equitativa.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario