Doha, 14 dic (Prensa Latina) Francia, vigente campeona, retorna hoy a las semifinales para enfrentar a Marruecos, el primer equipo africano en llegar a esta fase en Copas Mundiales de fútbol, una rareza bárbara desde cualquier ángulo en Qatar 2022.

Mientras Les Bleus apuestan por seguir en el camino en pos de retener el trofeo más valioso de la disciplina –el último en lograrlo resultó Brasil hace 60 años-, los “Leones del Atlas” planean reescribir la historia y convertirse en la única nación fuera de Europa y Sudamérica en llegar a la final.

Y si bien la escuadra del entrenador galo Didier Deschamps está motivada en extremo, la nómina de Walid Regragui tiene el orgullo y la confianza en un nivel inalcanzable, con su diáspora sui generis: posee a jugadores de 10 Ligas, 14 de ellos nacidos fuera del país.

Regragui dejó claro que su plantel anhela conquistar el Trofeo Jules Rimet y sin ápice de temor, recordó que “al principio nos daban un 0,01 por ciento de opciones de ganar” para luego insinuar: “Ahora supongo que nos darán más. Vamos a tirar por tierra esas estadísticas».

En la previa del duelo, agregó que pueden «dar la sorpresa» y que “si nos contentamos con la semifinal no habremos roto esa frontera, pues estamos aquí para ganar, aunque parezca una locura”.

“No queremos desperdiciar esta oportunidad. No quiero que dentro de 30 años se repita este debate, que nos hagan las mismas preguntas. Estamos aquí para marcar territorio», continuó sin tapujos.

El preparador no planea hacer cambios en su alineación titular, que estaría conformada por Yassine Bounou; Achraf Hakimi, Jawad El Yamiq, Romain Saïss, Yahya Attiat Allah; Azzedine Ounahi, Sofyan Amrabat, Selim Amallah; Hakim Ziyech, Youssef En Nesyri y Sofiane Boufal.

Deschamps, por su parte, habló de capacidad de adaptación, voluntad de tener el balón y crear peligro como fórmulas para romper la cuasi invicta defensa de su rival a lo largo del torneo.

«No hay una sola forma de ganar. Mi prioridad es adaptarme a las situaciones que afronto, a los jugadores que tengo, con el objetivo de sacar lo mejor de cada uno y del colectivo», manifestó el monarca de Rusia 2018.

Hasta el momento, los “Leones del Atlas” solo han permitido una anotación en Qatar 2022, un autogol ante el eliminado cuadro de Canadá, pese a enfrentar a poderosos como el también semifinalista Croacia, Bélgica, España y Portugal.

«Nosotros siempre tenemos la voluntad de tener el balón y de atacar al rival. Polonia no lo había tenido mucho y cuando le afrontamos prefirió contar con más posesión. Marruecos puede jugar al contragolpe”, comentó sobre los contextos que pueden existir en el césped.

Francia debe colocar a Hugo Lloris; Jules Koundé, Raphaël Varane, Dayot Upamecano, Theo Hernández; Aurélien Tchouaméni, Adrien Rabiot; Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, Olivier Giroud y Kyliam Mbappé, su gran estrella y actual colíder en goles, junto a Lionel Messi (cinco).

Datos claves

Los campeones defensores están invictos en sus cinco partidos anteriores contra Marruecos (tres victorias-dos reveses), todos en amistosos o minitorneos. El encuentro más reciente terminó 2-2 en el Stade de France en noviembre de 2007.

Los galos suman seis semifinales, con saldo parejo de 3-3: perdieron las primeras ante Brasil en 1958 (2-5) y Alemania Occidental en 1982 (3-3, 4-5 en los penales) y 1986 (0-2), pero salieron felices contra Croacia en 1998 (2-1), Portugal en 2006 (1-0) y Bélgica en 2018 (1-0).

Francia es el primer campeón de la Copa Mundial en llegar a esta instancia desde Brasil en 1998, y computa 15 triunfos en sus últimas 17 eliminatorias, seis de ellos de forma consecutiva.

En tanto, Marruecos es solo la tercera nación fuera de Europa o América del Sur en llegar a semis, después de Estados Unidos (1930) y Corea del Sur (2002), y protagoniza su mejor racha invicta, con tres conquistas e igual cifra de tablas.

Ambos escuadras chocarán este miércoles desde las 22:00, hora local, en el Estadio Al Bayt de la ciudad de Jor. El ganador clasificará a la disputa de la corona y enfrentará a la Argentina de Lionel Messi, que la víspera batió 3-0 a la Croacia de Luka Modric en el parque Lusail.

Comparte si te ha gustado