Las nuevas generaciones de cubanos reafirmaron en un acto conmemorativo que el desafío de aquel reencuentro de Fidel y Raúl en Cinco Palmas el 18 de diciembre de 1956 es guía para seguir adelante, en la Cuba actual.

Hasta este paraje de la Sierra Maestra llegaron los pinos nuevos para en el aniversario 66 de aquel suceso conmemorar el hecho que demostró la confianza en la victoria de un grupo de hombres dispuestos a liberar a Cuba de la dictadura de Fulgencio Batista.

Jóvenes de esta provincia suroriental patentizaron así el compromiso de seguir el legado de hidalguía y fe en la victoria cuando se demostró que, a pesar de las dificultades, el patriotismo y la solidaridad son pilares en los que se gestó la soberanía de Cuba.

En Cinco Palmas, Media Luna, provincia de Granma, sitio donde hace 66 años se produjo el reencuentro de Fidel y Raúl, hermanos de sangre y lucha, a 16 días después del desembarco por Las Coloradas y el posterior bautismo de fuego en Alegría de Pío.

Junto a una representación del pueblo de Media Luna, las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia de Granma, estuvieron
Yanaisi Capó Nápoles, Miembro del Comité Central del PCC y su Primera Secretaria en la provincia y Francisco Alexis Escribano Cruz, Gobernador Provincial, quienes presidieron el acto.

Comparte si te ha gustado