El transporte en Cuba a debate “Desde la Presidencia” (+ Video)

Los complejos desafíos que actualmente enfrenta el sector del transporte en Cuba fueron analizados, este miércoles, en el tercer episodio del programa Desde la Presidencia, conducido por el primer secretario del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con la participación del titular de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, como invitado.
FOTO/Tomada de Prensa Latina

Durante el espacio, transmitido a través del canal en YouTube de la Presidencia de la República, se reconoció el déficit de servicios, que ha provocado el descontento de la población. Asimismo, fueron abordadas cuestiones relacionadas con el transporte de pasajeros y carga, a partir del impacto de la pandemia de covid-19, la crisis económica mundial, los efectos del bloqueo económico de los Estados Unidos y las insuficiencias internas.

“Si hablamos de las transportaciones de pasajeros, porque es lo que directamente toca a la población, estamos en uno de los peores momentos de los últimos años. Nos encontramos trabajando aproximadamente con el 50 % de la transportación de pasajeros que teníamos hace cinco años. Diariamente hace cinco años en Cuba se transportaban unos 5.8 o 5.9 millones de pasajeros y hoy lo hacen unos 2.7 millones.

“Hoy la mitad de las rutas estatales no tienen un funcionamiento estable porque una parte de los ómnibus tiene problema de paralización técnica y otra parte presenta dificultades con el abastecimiento de combustible, esto trae como consecuencia que muchas localidades, rutas se satisfagan con servicios de porteadores privados, precisó Rodríguez Dávila.

En el programa sobresalió la necesidad de abordar las debilidades del sector en cuanto al acceso a divisas para la compra de repuestos esenciales, lubricantes y combustible, además de las problemáticas en cuanto al sistema monetario en los aranceles y el presupuesto.

De igual modo, se habló de la importancia de equilibrar las iniciativas para mejorar el transporte con el uso de energías renovables y la electrificación. También mencionaron los esfuerzos en curso para aumentar la disponibilidad de divisas, abordar a los transportistas privados ilegales y mejorar la comunicación entre el gobierno y la población.

En la transmisión se hizo alusión a la cooperación internacional y la inversión en el sector, así como la necesidad de priorizar la transformación del ramo a través de la ciencia, la innovación y la comunicación.

Rodríguez Dávila se refirió a las violaciones de conductores de vehículos estatales que no se detienen en las paradas. “Lo hemos enfrentado con reuniones, con sanciones… Es una temática que no hemos logrado resolver. Aquí tienen que involucrarse todos los jefes de los organismos y estamos proponiendo hacer un Decreto para elevar la jerarquía y que exista un rigor superior. Es una muestra de indolencia, de falta de sensibilidad en un momento tan difícil.

“Entendemos que no es esa la solución en el transporte público, pero en este momento necesitamos ese apoyo que es muy importante”, valoró.

En otro momento de su intervención, el ministro subrayó otras problemáticas que constituyen fuentes de denuncias ciudadanas, entre estas, las indisciplinas, agresividad con la población por parte de los prestadores del servicio y viceversa, además del irrespeto de algunas rutas.

Sobre la transportación de cargas, trascendió que hoy se mueve la mitad de las cargas que se transportaban hace un lustro atrás. “Eso tiene que ver con el volumen de carga, porque hay una disminución: hemos recibido menos barcos debido a la situación económica del país; también se debe a las afectaciones en los vehículos”, añadió el funcionario.

“Esas limitaciones que tenemos para servir mejor a nuestra población con el transporte público estatal tienen sus causas en problemáticas que tienen que ver con la situación económica del país y las insuficiencias internas”, reflexionó Díaz-Canel.

Acceso a divisas para el mejoramiento del servicio

El acceso a divisas a través de diversos medios, como la modificación de políticas y la creación de nuevos servicios, también fue abordado en el espacio televisivo. Según lo dicho, se prevé la actualización de la política de comercialización de vehículos en Cuba y la adquisición de autobuses para su ensamblaje en el país.

En el programa también fueron analizadas las medidas anunciadas a mediados del mes de enero pasado, para mejorar la situación del transporte en Cuba y la posterior reacción mediática que atacaba lo dicho en la Mesa Redonda transmitida entonces, en la cual intervino el titular del Transporte junto a la viceministra de Finanzas y Precios. “Vimos una vez más cómo separan elementos de contexto y de contenido para tratar de desacreditar todo lo que hace la Revolución”, acotó el mandatario cubano.

En aquel momento, se dijo que no todos los precios aumentarían con las subidas de tarifas, ya que algunos servicios de transporte, como guaguas locales y lanchas, no verían un aumento de los montos.

De acuerdo con Díaz-Canel, las medidas apuntaban a hacer más rentables las ineficientes empresas de transporte estatales, sin afectar a la población, beneficiando a más de 60 000 trabajadores, además de estudiantes y personas con necesidades médicas.

Las medidas, precisó el Jefe de Estado, no estaban en línea con la lógica neoliberal y enfrentaron críticas, pero se esperaba que ayudaran a mejorar la situación general del sector.

Ante las peticiones de la población referidas al aumento del número de ómnibus, y de locomotoras del ferrocarril, Rodríguez Dávila explicó que se tratan de inversiones costosas, en monedas convertibles, y no han sido abordadas adecuadamente en el pasado debido a la falta de experiencia y recursos, como piezas de repuesto.

“La cooperación internacional es una oportunidad que tenemos y no hemos aprovechado lo suficientemente bien, por falta de experiencia; por no apoyarnos en la ciencia y la innovación los proyectos no han estado elaborados y hemos determinado hacer eso de manera urgente”, acotó Rodríguez Dávila.

El Gobierno, según se dijo, ahora se está enfocando en desarrollar un programa de transporte resiliente y bajo en carbono con la ayuda de la Fundación Iris, para el asesoramiento en la elaboración de proyectos. También se mencionó la modernización del sector, y la importancia del transporte eléctrico y las fuentes de energía renovables. En ese sentido, se puso el ejemplo de la movilidad a través de triciclos (183), que prestan servicio en varios territorios del país.

Se destacó en el programa que, la perspectiva de trabajo es incrementar el número de vehículos en ciudades con alta movilidad local. También se pretende avanzar más rápido en las estaciones de carga solar para reducir el consumo energético del sistema.

Pese a los problemas, el presidente cubano ponderó los avances logrados en cuanto a la entrada en funcionamiento del dique flotante en la bahía de La Habana, adquirido mediante un crédito, y el ensamblaje de pequeños ómnibus eléctricos —con capacidad para 11 pasajeros— en colaboración con la Unión de Industrias Militares.

De igual modo, se hizo alusión a la informatización de procesos, tomando como ejemplo el desarrollo de aplicaciones como Viajando, dedicada a la comercialización de pasajes, y Urbanos, para el seguimiento de las guaguas en la capital del país.

Asimismo, fueron mencionados los proyectos en curso para informatizar el proceso de concesión de licencias de transporte, y la importancia de la comunicación social.

“Teníamos una idea de lo que era pero no habíamos entendido bien lo que significa comunicar y con ese objetivo hace tres meses iniciamos un nuevo emprendimiento comunicacional en redes sociales, en Facebook, específicamente, que es la red en la que —según los estudios— tiene mucha presencia nuestro pueblo, y tenemos resultados”, destacó el ministro.

Durante la transmisión se habló de la importancia de una comunicación efectiva entre el gobierno y la población, específicamente en lo que respecta al Ministerio de Transporte. Rodríguez Dávila reconoció la efectividad de la comunicación para el control popular, involucrar al pueblo y ganarse su confianza y respeto.

En cuanto a la relación puerto-transporte-economía interna, trascendió la revitalización de instalaciones portuarias y su empleo para la distribución de la canasta básica. Por otro lado, el mandatario señaló el comportamiento dañino de algunas personas que perjudican los medios de transporte y pidió redoblar el control y responder de manera más estricta.

Cubadebate

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top