Resaltan importancia del sector empresarial en la formación de nuevos profesionales

La Empresa Laboratorio Farmacéutico Líquidos Orales (Medilip), enclavada en Bayamo, funge como Unidad docente de la facultad de ingeniería química de la Universidad de Oriente y aspira a convertirse en unidad docente de la Universidad de Granma.
FOTO/ Anaisis Hidalgo Rodríguez

Por: Anaisis Hidalgo Rodríguez

Sobre el alcance de este objetivo y su importancia, destacó el  Máster en Tecnología y control de medicamentos Rolando Viera Valdés, especialista en gestión de conocimientos:

“Esto abre muchas puertas y potencialidades a partir de que tendríamos un local donde se desarrollarían eventos conjuntos y actividades encaminadas al desarrollo de capital humano, no solamente de esta entidad, sino de otras que programe la casa de altos estudios y en la cual aportaríamos personal nuestro.

“Contribuiría además, al desarrollo de nuevos proyectos de investigación y ampliaría la cadena de valores de Medilip, la del municipio y de la provincia.

“Es un convenio que ha  venido a fortalecer de alguna manera las relaciones entre la universidad y la empresa, entre las entidades de la provincia y del municipio, no solo desde el punto de vista del capital humano, también contribuye en gran medida a potenciar las capacidades productivas de nuestras entidades”.

Recientemente, Medilip realizó un acto de bienvenida a siete egresados de la Universidad de Oriente en las especialidades de Ingeniería Química y Licenciatura en Ciencias Farmacéuticas, lo que habla del estrecho vínculo entre esta empresa y la Alma Mater.

En aras de potenciar sus relaciones con la Universidad de Granma inició en esta empresa el curso por encuentros para la Carrera de ciclo corto Técnico superior en Química Industrial, con una matrícula integrada en su mayoría por jóvenes trabajadores de dicha entidad, lo cual le permitirá elevar de forma continua la calidad de la fuerza de trabajo y fortalecer el vínculo universidad-empresa, así como las pretensiones de crecer integralmente.

La formación de profesionales integrales constituye parte del encargo social de la universidad, sin embargo, el cumplimiento de esta misión exige en el contexto actual de una mayor integración con los restantes actores económicos de cada territorio que poseen potencialidades suficientes para participar en el proceso pedagógico.

La Demajagua

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top