La Habana, 24 nov (Prensa Latina) Cuba necesita ir de palabras a acciones en la lucha contra la violencia de género, y eso se propone hoy el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) con las jornadas que comienzan mañana.

La directora de la institución, Mariela Castro, calificó estos días como de diálogo científico y activismo social, e insistió en la necesidad de la educación para prevenir ese problema que atañe a todos, y que no se resolverá solo con las legislaciones aprobadas recientemente.

Remarcó que la violencia de género es esencialmente un asunto de derechos humanos, y significó la importancia de generar políticas públicas que contribuyan a eliminar ese flagelo y a transformar las condiciones que lo generan, tanto estructurales como simbólicas.

Es un problema que atañe a toda la sociedad y, por tanto, urge desterrar el mito de que es un asunto familiar o de pareja en el cual los demás no deben involucrarse, apuntó Castro, quien ejemplificó que muchas veces en la nación caribeña contemplamos escenas violentas sin intervenir.

Comparte si te ha gustado