A punto de la barrida pero…

A tres outs estuvieron los Alazanes de Granma de propinarle barrida a Holguín en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo, pero una vez más quedó demostrado que en el béisbol no puede escribirse la sentencia hasta el último lanzamiento.
FOTO/ Rafael Martínez

Los Cachorros, que perdían 3-7 en el quinto duelo de la subserie terminaron imponiéndose 8-7, con un racimo de cinco anotaciones en la novena entrada y así salvaron la honrilla en esta 63 Serie Nacional de Béisbol.

Ninguno de los tiradores empleados por el mentor Ángel Ortega pudo contener la furia de los bates holguineros en ese fatídico noveno capítulo. Kelbis Rodríguez, Alexei Alarcón (perdedor a la postre), Luis Miguel González y David Bella recibieron castigo de los visitantes, que jugaron en la pizarra con la condición de home club.

Fue uno de esos partidos que generan tristeza en la afición y los peloteros, pero no es la primera vez que pasa ni la última que pasará.

De cualquier modo, se reafirma la alerta para el pitcheo de relevo de Granma, que ha sido el punto más bajo del equipo después de 12 juegos.

Si no mejora ese renglón los Alazanes necesitarán mantener un bateo desaforado, como hasta hoy.  Ostentan el mejor average de la serie (350)  y son líderes también en cuadrangulares (20), dobles (35), OBP (441), carreras impulsadas (109) y OPS (1009).

Uno de los hechos lamentables relacionados con esta derrota es que Leandro Martínez, después de una buena actuación en seis capítulos (aceptó solo dos carreras), no pudo alcanzar su triunfo 94 en series nacionales.

El zurdo terminó su labor con el juego 5-2 a su favor, pero sus compañeros no lograron preservar la ventaja.

En el encuentro de este domingo los Caballos pegaron 13 inatrapables, pero sus rivales conectaron uno más.

Fue Edilse Silva el autor del imparable decisivo, como para demostrar que no siempre se cumple la teoría de zurdo vs zurdo.

La victoria  fue a la cuenta de José  Antonio Sánchez, pese haber soportado dos carreras, que padecían lapidarias pues llegaron en el octavo rollo. 

A pesar del fracaso, los granmenses siguen en la parte alta de la tabla (van terceros), que comanda el sorprendente equipo de Ciego de Ávila, (10-2), quien también perdió con  Matanzas.

Además, han ganado las últimas dos subseries (Santiago y Holguín) y tienen una empatada (Las Tunas); de modo que ahora exhiben un balance de 8-4, un ritmo que intentarán mantener para clasificar.

El martes los Alazanes recibirán a Toros de Camagüey, que también ha triunfado en ocho desafíos en la joven temporada, que recién comienza.

Será un bonito duelo entre dos equipos que han comenzado bien y se perfilan con posibilidades para discutir el título.

Osviel Castro Medel

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top