Emisión del programa Entre Nosotros dedicado a los síntomas, alertas y cuidados ante la aparición del dengue en la comunidad.

La periodista Katiuska León conversó con especialistas del tema para la emisión de este programa especializado en temas de salud pública, recuerda que cada lunes les traemos una actualización sobre diferentes preocupaciones.

El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado. Es una enfermedad que afecta personas de todas las edades, con síntomas que varían entre una fiebre leve a una fiebre incapacitante, acompañado de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones, y eritema. La enfermedad puede progresar a formas graves, caracterizada principalmente por choque, dificultad respiratoria y/o daño grave de órganos. El dengue tiene un comportamiento estacionario, es decir, en el hemisferio Sur la mayoría de los casos ocurren durante la primera mitad del año, en cambio, en el hemisferio Norte, los casos ocurren mayormente en la segunda mitad. Este patrón de comportamiento corresponde a los meses más cálidos y lluviosos.

En las Américas, el vector principal responsable de la trasmisión del dengue es el mosquito Aedes aegypti.

Datos clave

  • Cerca de 500 millones de personas en las Américas están actualmente en riesgo de contraer dengue.
  • El número de caso de dengue en las Américas se ha incrementado en las últimas cuatro décadas, en tanto pasó de 1.5 millones de casos acumulados en la década del 80, a 16.2 millones en la década del 2010-2019
  • En 2013, un año epidémico para la región, se registraron por primera vez más de 2 millones de casos, y una incidencia de 430.8 cada 100 mil habitantes. Se registraron también 37.692 casos de dengue grave y 1.280 muertes en el continente. En 2019 se registraron un poco más de 3.1 millones de casos, 28 mil graves y, 1.534 muertes
  • Los cuatro serotipos de dengue (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DEN-V 4) circulan a lo largo de las Américas y en algunos casos circulan simultáneamente.
  • La infección por un serotipo, seguida por otra infección con un serotipo diferente aumenta el riesgo de una persona de padecer dengue grave y hasta morir.
  • En las Américas, el Aedes aegypti es el mosquito vector para el dengue, y está ampliamente distribuido en todo el territorio, sólo Canadá y Chile continental están libres de dengue y del vector. Uruguay no tiene casos de dengue, pero tiene el mosquito Ae. aegypti.

Sobre el Dengue…

  • Se transmite por la picadura de un mosquito infectado con uno de los cuatro serotipos del virus del dengue. 
  • Es una enfermedad febril que afecta a lactantes, niños y adultos. La infección puede ser asintomática, o cursar con síntomas que van desde una fiebre moderada a una fiebre alta incapacitante, con dolor de cabeza intenso, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y en las articulaciones, y sarpullidos. La enfermedad puede evolucionar a un dengue grave, caracterizado por choque, dificultad para respirar, sangrado grave y/o complicaciones graves de los órganos.
  • No hay medicina específica para tratar el dengue.
  • La enfermedad tiene un patrón acorde con las estaciones: la mayoría de los casos en el hemisferio sur ocurren en la primera parte del año, y la mayoría de los casos en el hemisferio norte ocurren en la segunda mitad.
  • La prevención y el control del dengue debe ser intersectorial e involucrar a la familia y la comunidad.

Lo que la OPS hace

  • La OPS/OMS brinda asesoramiento y apoyo técnico para la prevención y el control del dengue sobre la base de una estrategia regional, adoptada por los Estados miembros de la OPS/OMS en 2016, denominada “Estrategia para la Prevención y Control de las Enfermedades Arbovirales” (CD55.R6).
  • En 2008, los Estados Miembros de la OPS/OMS establecieron una Red de Laboratorios del Dengue de las Américas (RELDA) para fortalecer las capacidades técnicas de diagnóstico del dengue. Actualmente, la RELDA ha sido ampliada para incluir el chikungunya y la fiebre de Zika y hoy está integrada por 32 laboratorios en 26 países de la Región.
  • La OPS/OMS está apoyando el desarrollo de un modelo de sistema integrado de vigilancia del dengue en el contexto de la circulación de otras arbovirosis para generar información estandarizada para todas las Américas.
  • En el 2010 la OPS/OMS adaptó las guías clínicas 2009 de la OMS sobre el manejo de pacientes con dengue para su uso en las Américas. Después de su implementación, la tasa de letalidad en casos de dengue disminuyó de 0.07% a 0.05% en el 2019, es decir una reducción del 30%. Una segunda edición de esta guía fue publicada en 2015, incorporando nuevos elementos, incluido el dengue durante el embarazo, dengue en recién nacidos, dengue en ancianos y preparación y respuesta ante brotes de dengue.
  • En 2016 se publicó un instrumento para el diagnóstico y la atención a pacientes con sospecha de arbovirosis (dengue, chikungunya y Zika). Actualmente se trabaja en el desarrollo de la primera guía clínica de arbovirosis siguiendo la metodología GRADE. Esta guía será publicada en el 2020. 
Comparte si te ha gustado

Deja un comentario