Auckland, Nueva Zelanda.- La selección cubana de Softbol que participa en la Copa Mundial para hombres perdió en la cuarta jornada ante Estados Unidos 8×4 y están obligados a derrotar a los 7 veces monarcas del orbe, el equipo local, para aspirar a estar en la súper ronda del certamen. 

Otra vez falló la defensa, el primer lanzador nuestro Alain Román no tuvo una buena salida, aunque también es justo señalar que los árbitros estuvieron desacertados, sobre todo en la primera entrada donde les marcaron 8 lanzamientos ilegales que provocaron dos carreras. 

Desde el mismo inicio los dirigidos por Leonardo Cárdenas tuvieron que pelear de abajo, aun así lograron igualar el choque en la alta de la tercera, gracias a un indiscutible de Luis R. Domínguez, doble de Yesander Rodríguez, que por cierto lleva de 7-7 en los últimos dos encuentros y un imparable al central de Miguel Savigne. 

Inmediatamente los norteamericanos se separaron en el marcador al fabricar 4 en el cierre del 3er inning, ayudados por la ineficiente defensa de Cuba y el descontrol de Román, quien regaló tres bases por bolas en esa entrada. Las anotaciones 7 y 8 llegaron gracias al cuadrangular del 5to bate de Estados Unidos Jonathan Lyn con un corredor en circulación. 

Cuba necesita del aporte del cuarto bate y receptor Reinier Vera, quien llevaba de 9-0 antes de pegar indiscutible en la última entrada. “Le he pegado bien a la bola y las conexiones han salido de frente. Decirle al pueblo cubano que no estamos derrotados, nos queda un juego y vamos a salir ante Nueva Zelanda a buscar nuestra clasificación”. 

Reinaldo Lamote pegó un imparable en tres veces al bate ante la selección estadounidense. “Fue un mal partido para nosotros, los árbitros cantaron varios lanzamientos ilegales y tampoco estuvimos bien a la defensa. Esa derrota no nos puede amilanar, todavía tenemos oportunidad de estar entre los seis mejores conjuntos de este Mundial”. 

Después de este revés Cuba tiene 2 éxitos e igual cantidad de derrotas y cerrarán la fase clasificatoria ante el equipo local. Una victoria los pondría en la súper ronda, que es lo mismo decir que estarían entre los seis mejores equipos del mundo. Para eso tendrá que trabajar fino el abridor Alain Román y mejorar mucho la defensa que ha estado por debajo en este evento.

Comparte si te ha gustado