El futuro se labra con amor

Díaz-Canel recorrió unidades productoras de las FAR, y un centro de acogida para personas deambulantes. El Primer Ministro visitó en Matanzas objetivos sociales

Como un ejemplo para el sistema empresarial de Cuba calificó el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la Empresa Militar Industrial General de Brigada Francisco Cruz Bouzarc, perteneciente a la Unión de Industria Militar (UIM), ubicada en la provincia de Mayabeque.

«Constituye una importante experiencia de aprendizaje la visita a esta empresa socialista, todos tenemos mucho que aprender de ustedes», expresó a jefes y a trabajadores de la entidad en la que laboran unas 1 300 personas, entre militares y civiles, según el sitio web de la Presidencia.

Acompañado por el miembro del Buró Político y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, y el general de Brigada Israel Cervantes Tablada, director general de la UIM, conoció sobre el desempeño de la empresa que, en medio de un año muy complejo para el país, cierra con eficiencia en todos sus indicadores.

Sus proyectos de desarrollo abarcan el armamento para la defensa, así como importantes producciones para los sectores energéticos, avícola, pecuario y la mecanización de la agricultura.  

El primer coronel Victoriano Dimas Illana, director general de la Empresa Militar Industrial, explicó al Jefe de Estado sobre las producciones y servicios que prestan para el mejoramiento del sistema electroenergético del país, con especial énfasis en el mantenimiento y en la reparación de equipos en varias termoeléctricas; también en el abasto de agua, con la reparación de máquinas de bombeo en todas las provincias; así como la producción de cubiertas ligeras de techos: más del 60 % de ellas destinadas en el último año a la recuperación en Pinar del Río, luego del paso del huracán Ian.

De especial sensibilidad resultan los trabajos agropecuarios dentro de la Empresa, en la que se siembra arroz, frijoles, hortalizas, viandas, y también se crían búfalos, carneros, cerdos, gallinas y peces.

El Presidente cubano dejó escrito en el libro de visitantes: «Apreciamos la cultura de trabajo, la disciplina, la innovación y la tecnología que ustedes han desarrollado, convirtiendo en realidad la indicación del General de Ejército. Este colectivo de trabajadores y su dirección cotidianamente demuestran que sí se puede».

El recorrido incluyó la visita al Módulo Pecuario de la Unidad Militar de Loma de Tierra.

Varias veces enfatizó en el ejemplo que constituyen las FAR, cuando de trabajo, constancia y disciplina se habla.

LA ESPERANZA

«Lo perdimos todo por el alcohol», dice Frank, quien, junto a su hermano Carlos, vivió los últimos 14 años en la calle, como consecuencia de su adicción. Hace tres meses la realidad es otra: han encontrado amor bajo el techo del hogar en que se ha convertido para ellos el Campamento Agropecuario Quisicuaba, y su centro de vida asistida.

Hablaron con orgullo sobre la familia que han encontrado en este centro de acogida del Proyecto Sociocultural Cabildo Quisicuaba, que dirige el doctor en Ciencias Enrique Alemán Gutiérrez.

Hasta este sitio, ubicado en el municipio artemiseño de San Antonio de los Baños y donde antes estaba el preuniversitario en el campo Comuna de París, llegó Díaz-Canel.

Allí son ya unas 40 personas las que han comenzado a habitar las instalaciones, en las cuales se crearán, poco a poco, condiciones para acoger a unos 800 habitantes de la calle.

«Este es un espacio de sanación, no acogemos a nadie para que venga a trabajar, sino para ser atendido», aseguró Enrique Alemán mientras recorrían áreas de los dormitorios, baños, comedor y enfermería.

Aunque ninguno de ellos viene aquí bajo la condición de trabajar, el agradecimiento de quienes sí están aptos para hacerlo, no les permite estar tranquilos y buscan retribuir las atenciones limpiando los pasillos, fregando, o haciendo alguna actividad útil a la familia que allí han ido creando.

Cuando el Presidente preguntó ¿cómo se sienten aquí?, el «muy bien» de quienes tienen en sus rostros dibujada la esperanza, fue la confirmación de cuánta gratitud llevan consigo.

EN MATANZAS

En Matanzas, el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, visitó el hospital provincial Faustino Pérez, en el que apreció los cambios cualitativos en el centro de urgencias y emergencias, con una configuración y confort diferentes, y varios nuevos espacios para los pacientes, sus familias y quienes allí laboran.

También constató la reanimación en la margen sur del río San Juan, y el nuevo hogar materno en la barriada de Versalles, que cuenta con una treintena de camas para la atención a pacientes de alto riesgo obstétrico.

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top