«Recordar a los ocho estudiantes de medicina es también un homenaje a nuestro sistema de Salud»

La Historia y el pueblo de Cuba se encargó de otorgarle un sitial de honor a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por la metrópolis. Se recuerda con dolor aun cada nombre: Alonso Francisco Álvarez, Anacleto Pablo Bermúdez y González de la Piñera, José Ramón Emilio de Marcos y Medina, Juan Pascual Rodríguez y Pérez, Ángel José Eduardo Laborde y Perera, Eladio Francisco González y Toledo, Carlos Augusto de la Torre y Madrigal y Carlos de Jesús Verdugo y Martínez.