Gramatges, Brouwer … ¡y ahora Tania León!

La destacada creadora mereció el Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria
Tania León, compositora y directora orquestal. Foto: Tomada de tanialeon.com

La proclamación esta semana de la compositora Tania León (La Habana, 1943) como acreedora del XIX  Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria, reconoció una de las más consistentes y aportadoras trayectorias del último medio siglo en el campo de la creación sonora en el hemisferio occidental.

Formada inicialmente en la academia Peyrellade y en el Conservatorio Municipal de La Habana, hoy Amadeo Roldán, en el cual se tituló en piano y profesora de asignaturas teóricas, a mediados de los años 60, alentada por su abuela, se propuso completar estudios en París, pero recaló en Nueva York, donde halló un ambiente propicio para su definitivo crecimiento profesional, al fundar y ejercer como directora musical del Teatro de la Danza Arthur Mitchell, en Harlem, la primera compañía afroestadounidense de ballet clásico, para la que compuso partituras de sugerente factura. A partir de 1990, asumió la dirección musical de la prestigiosa agrupación Alvin Ailey American Dance Theatre, sólidamente instalada en la vanguardia de la danza moderna.

Paralelamente, fue destacándose como directora de orquesta y líder de significativos proyectos educativos y promocionales, entre los que sobresalen Composers Now, destinado a empoderar la contribución de autores vivos a la diversidad cultural, y los festivales Sonidos de las Américas, que dedicó una de sus citas íntegramente a autores cubanos residentes en la Isla y en otras partes del mundo.

Al indiscutible protagonismo de León en la vida musical de Nueva York, extensivo a otras plazas de Estados Unidos, América Latina, Europa y Asia, se suma un impresionante catálogo de obras, muchas de ellas comisionadas por instituciones culturales que cifran en la cubana altas expectativas, dada su extraordinaria capacidad para transmitir, sin concesiones, el espíritu de la época.

Justo el jurado del Premio Iberoamericano de la Música, presidido por el notable compositor español Tomás Marco, laureado en 2016, fundamentó el galardón concedido a León «en atención a su experiencia artística que se proyecta como paradigma de comprensión y diálogo intercultural», y su «posición como ser humano ante las coordenadas vitales por las que ha discurrido su trayectoria».

En la nota circulada por la Fundación de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), auspiciante de un premio equiparable al Cervantes de Literatura, se describe la música de Tania León «por un estilo moderno de carácter cosmopolita, a la vez complejo y sumamente expresivo, basado en la incorporación de prácticas rítmicas derivadas de la diáspora latinoamericana, fusionadas con técnicas europeas en el Caribe», que cobran vida en óperas, obras sinfónicas, de cámara, piezas para la danza y el teatro musical.

Entre las primeras ocupan lugares prominentes La maldición de los jacintos, basada en el drama homónimo del Premio Nobel nigeriano, Wole Soyinka, y Los 9 de Little Rock, en colaboración con Louis A. Gates, sobre un episodio crucial en la lucha contra la discriminación racial y en favor de los derechos civiles en EE. UU.

León es la tercera personalidad cubana distinguida con el Tomás Luis de Victoria. La primera convocatoria, en 1996, exaltó a Harold Gramatges, y la décima, en 2010, a Leo Brouwer.

El palmarés de la compositora incluye el Premio Pulitzer 2021 por Stride, y el premio honorífico del Kennedy Center por la obra de la vida, junto a George Clooney, Amy Grant, Gladys Knight y el grupo U2.

En Cuba su obra fue promovida durante la edición de 2010 del festival Leo Brouwer, y en 2016 la Uneac la acogió como invitada especial del Festival de La Habana de Música Contemporánea, ocasión en la que dirigió la Orquesta Sinfónica Nacional.

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top