Crece solidaridad con provincias afectadas por las intensas lluvias

La solidaridad del pueblo con las familias afectadas por las lluvias intensas de la pasada semana nació desde el primer momento, y crece la voluntad de cubanas y cubanos para enviar donaciones.

Por segundo día consecutivo, la dirección del país chequea labores de recuperación de los daños provocados por evento hidrometeorológico de la pasada semana en la región oriental. Junto al Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, representantes de las organizaciones políticas y de masas destacan movimiento de ayuda y donaciones para las poblaciones afectadas

La solidaridad del pueblo con las familias afectadas por las lluvias intensas de la pasada semana nació desde el primer momento, y crece la voluntad de cubanas y cubanos para enviar donaciones para ayudarlos a resarcir las pérdidas, en especial la de las personas más necesitadas o en situación de vulnerabilidad.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, enfatizó el criterio expresado por el coordinador nacional de los CDR, el Héroe de la República Gerardo Hernández Nordelo, quien transmitió una felicitación a nuestro pueblo por esta actitud que lo caracteriza.

Por segundo día consecutivo, este martes la dirección del país chequeó las labores de recuperación de los daños provocados por el evento hidrometeorológico en la región oriental, en la que por videoconferencia participaron las principales autoridades de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba.

Junto a los representantes de la FMC, la CTC, la UJC y la ANAP, Gerardo coincidió en la conveniencia de organizar, de forma coordinada con los organismos, la transportación de las donaciones que se están haciendo llegar desde las diferentes provincias por miembros de nuestras organizaciones, centros laborales, colectivos estudiantiles y otros actores sociales, incluyendo cooperativas, Mipymes y demás actores económicos estatales y privados.

En el encuentro, que también fue encabezado por el miembro del Buró Político y Secretario de Organización del Comité Central, Roberto Morales Ojeda, participaron los viceprimeros ministros Inés María Chapman Waugh y Alejandro Gil Fernández, además de jefas y jefes de carteras y otros directivos.

También intercambiaron los miembros del equipo de Gobierno y del Partido enviados por la nación a las zonas afectadas, el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca y los miembros del Secretariado del Comité Central, Jorge Luis Broche Lorenzo y Félix Duarte Ortega, que están en Granma, la provincia más afectada, junto a varios ministros, y Joel Queipo Ruiz, que permanece en Holguín.

El objetivo de la reunión fue evaluar cómo marcha la recuperación, en qué se ha avanzado o no. En un momento de la reunión, el ministro de la Construcción, Rene Mesa Villafaña, que está en Granma, informó que en las cinco provincias impactadas se reportan hasta la fecha 1 122 daños en la vivienda, de ellos, 106 derrumbes totales y 268 parciales; también se perdieron de forma total 254 techos y de manera parcial 352.

Aunque los daños en la vivienda pudieran verse como no grandes, en cuanto a número, lo cierto es que además del incremento del deterioro de centenares de kilómetros de carreteras de interés nacional y de otros patronatos, incluyendo obras de fábrica, los perjuicios mayores están en los bienes personales, como colchones, efectos electrodomésticos, equipos de cocción y enseres, además de prendas y otros objetos de uso personal.

El Presidente de la República pidió a la ministra de Comercio Exterior, Betsy Díaz Velázquez, quien también se encuentra en Granma, que se extienda al resto de los territorios la experiencia de esta provincia, donde a los servicios personales y técnicos del Mincin se han sumado instituciones con personal especializado, incluyendo de las FAR, del Minint y Copextel, entre otras, para evaluar los equipos dañados y reparar todos los que sean posible.

LA RECUPERACIÓN AVANZA

En el chequeo de la dirección del país a la recuperación de los daños provocados por las intensas lluvias, las y los gobernadores de las cinco provincias informaron sobre el avance de los trabajos.

En Camagüey sigue disminuyendo la población protegida durante la incidencia del evento. Quedan en esa condición 94 familias, con 316 miembros. Para atender los daños en la vivienda, se han activado 16 oficinas de trámites, una en cada municipio, excepto en Santa Cruz, donde se abrieron dos, y Camagüey, con cinco funcionando.

En el territorio agramontino se estableció un plan de siembra emergente de 24 550 hectáreas para lo que queda de año, así como potenciar la agricultura urbana y suburbana, que cuenta con 114 organopónicos que pueden ofrecer en corto tiempo varias cosechas.

La telefonía fija se recupera y el servicio eléctrico está en normalidad, con las averías cotidianas. Se continúa el programa de higienización, con la recogida de desechos sólidos y supresión de salideros, obstrucciones y limpieza de fosas.

En Las Tunas no hay personas en centros de protección y las que permanecían aún en casas de familias y amigos van regresando a sus hogares. En la vivienda se reportan hasta ahora 82 afectaciones, con 14 derrumbes totales, 35 parciales y algo más de treinta con daños en los techos, la mayoría de forma parcial. En la agricultura se han cosechado más de cien hectáreas de las 1 175 dañadas; se han drenado unas 450 ha.

En Holguín no permanecen personas evacuadas en centros estatales, pero quedan 228 protegidas en el consejo popular Yaguabo, municipio de Cacocum, uno de los asentamientos más afectados en la provincia por las inundaciones, aunque el agua ya amaina, de manera natural y por las bombas de achique que se han colocado allí; se estima que en la noche de este martes quede resuelto el problema.

Se reportan afectaciones, hasta la fecha, en 224 hogares, y buena parte de ellos ya han sido certificados para la entrega de recursos. El Primer Secretario del Comité Central del Partido se interesó particularmente por la situación de dos edificios de Antilla que están en peligro de derrumbe. Se le informó que de las 18 familias que allí habitan, cinco aún no tienen solución de albergue, pero tras resolverse ese trámite se hará una evaluación para comenzar las obras constructivas.

En Santiago de Cuba permanecen 29 personas protegidas y en el fondo habitacional se han certificado daños en 81 viviendas. Permanecen afectaciones en las comunicaciones, donde se ha resuelto el 83 por ciento de los reportes de daño, todos en el municipio cabecera. En la agricultura se sembraron ayer 367 hectáreas.

La provincia de Granma, como se ha informado, ha sido la más afectada por las intensas lluvias. Según el parte de las 12:00 del día de este martes, se mantenían 2 101 personas protegidas, 285 de ellas en instituciones estatales.

De las diez comunidades que ayer permanecían incomunicadas, cuatro han salido de esa situación. Quedan seis a las que no se puede llegar con transporte terrestre, dos en Yara y cuatro en Manzanillo. No obstante el agua ha descendido y los inquilinos han podido ir a sus casas, así como las comisiones para certificar y validar los daños. Ya 44 comunidades con paso fueron visitadas.

De forma preliminar se reportan afectaciones en 194 viviendas; a 118 se les ha concluido el expediente para la entrega inicial de materiales, para lo que hay una estrategia de acercar los de producción local y que están disponibles en los lugares.

En los viales ya se trabaja en más de diez kilómetros de caminos de diferentes patronatos. Se acelera la reparación de las vías férreas. En cuanto al abasto de agua, el servicio se recupera, pero está generando insatisfacciones en la población, como en Bayamo, donde, aunque no hubo inundaciones, la turbidez del agua debido a la crecida del río se mantiene.

La gobernadora de la provincia, Yanetsy Terry Gutiérrez, informó que de conjunto con el grupo de trabajo nacional que allí permanece, se ha establecido un sistema de trabajo dirigido a la recuperación, con grupos cuyas acciones están dirigidas, entre otras, a la certificación de los daños en las viviendas o a atender la situación de los viales y obras de fábricas.

Otros grupos, a los que se incorporan entidades locales, se encaminarán a la recuperación de equipos electrodomésticos, la reparación de colchones —en lo que se ha generado un movimiento popular para recuperar todo lo que se pueda—, la construcción de camas, de vajillas, útiles del hogar y enseres menores, incluyendo el apoyo de un movimiento solidario de la población granmense.

Otro grupo se enfocará en la producción agropecuaria, incluyendo la recuperación en polos productivos, bases productivas y de productores, con prioridad en la selección y búsqueda de semillas.

También se presta atención al desarrollo de actividades culturales y deportivas, con un movimiento al que se ha sumado la vanguardia artística local, los talentos jóvenes y otros cultures.

Presidencia y Gobierno

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top