Los Alazanes contra la pared, pero no renuncian a la clasificación

Los Alazanes de Granma ?actuales campeones de la pelota cubana y sus máximos ganadores en los últimos años con cuatro coronas conquistadas? han sido, hasta la fecha, la gran sorpresa de esta edición del torneo, al ser uno de los conjuntos que pierde más de lo que gana, con 19 victorias y 26 derrotas Bayamo, …

Los Alazanes contra la pared, pero no renuncian a la clasificación Leer más »

Los Alazanes de Granma ?actuales campeones de la pelota cubana y sus máximos ganadores en los últimos años con cuatro coronas conquistadas? han sido, hasta la fecha, la gran sorpresa de esta edición del torneo, al ser uno de los conjuntos que pierde más de lo que gana, con 19 victorias y 26 derrotas

16 de mayo de 2023 La reincorporación de César García debe fortalecer el picheo granmense.

Bayamo, Granma.–Con una de las papeletas que lo señalaban entre los equipos favoritos para la 62 Serie Nacional de Beisbol (SNB), los Alazanes de Granma –actuales campeones de la pelota cubana y sus máximos ganadores en los últimos años, con cuatro coronas conquistadas– han sido, hasta la fecha, la gran sorpresa de esta edición del torneo, al ser uno de los conjuntos que pierde más de lo que gana, con 19 victorias y 26 derrotas.

En ese balance negativo, que sitúa al equipo en el lugar 14 de la tabla de posiciones –cuando ya se juega más de la mitad de la etapa clasificatoria–, han incidido, dentro y fuera del terreno, varios factores que, de no ajustarse con un cambio de estrategia técnico-táctica, podrían poner en riesgo sus posibilidades de colarse entre los ocho primeros que avanzarán a la siguiente fase.

Alarma el hecho de que, siendo la ofensiva una de las fortalezas que distingue la labor colectiva de los Alazanes, en la actual campaña una de sus mayores deficiencias haya sido, precisamente, lograr producir con corredores en posición (han dejado más de 475 jugadores en las almohadillas), unido a una defensa con dificultades al campo y en la receptoría, y la baja productividad de un pitcheo abridor que no ha aportado como se esperaba.

De igual modo, el rendimiento de Granma se vio afectado durante la primera etapa de la campaña debido a las ausencias temporales, por lesiones, de jugadores claves como Alfredo Despaigne, Carlos Benítez, Guillermo Avilés, Osvaldo Abreu, Yoel Mogena y su principal pitcher, César García, a quien una inflamación del codo en su brazo de lanzar lo mantuvo alejado de la lomita.

Lo cierto es que, ahora, urgidos de ganar y ganar como única estrategia para clasificarse a los play off, los Alazanes tienen ante sí el reto de conseguir una remontada que no se avizora sencilla.

LA META ES LA CLASIFICACIÓN

Desde la sede de su cuartel general, el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo, este diario dialogó recientemente con directivos y atletas, a fin de conocer de cerca las razones que los han llevado a este slump, y las estrategias con las que ya trabajan para retomar la senda ganadora, cuando solo restan 30 juegos para culminar la etapa clasificatoria.

De acuerdo con su director, Leonardo Soto Agüero, son varias las causas que han influido en que el equipo no se encuentre en la zona de clasificación.

«Tenemos que reconocer que en el terreno nos han golpeado bastante la defensa y la cantidad de jugadores que hemos dejado en base», dijo. En ambos aspectos, afirmó, se trabaja intensamente; en el caso de la defensa incluyen ejercicios especiales y repeticiones con los jugadores de cuadro; mientras que con los atletas que tienen mayor responsabilidad a la hora de impulsar carreras se realizan prácticas de juego basadas en situaciones de ese tipo, y se refuerza la atención sicológica.

«Nos ha pasado mucho que, en momentos claves, hay atletas que, con el ansia de impulsar carreras, se van con lanzamientos malos, y por eso seguimos insistiendo en ese sentido. Sin embargo, tenemos la satisfacción de que en el equipo existe un estado de ánimo positivo, y los muchachos quieren ganar y ganar», afirmó.

Soto Agüero también destacó, como un síntoma de recuperación del equipo, la progresiva evolución en el trabajo con la defensa, la cual ha mejorado su calidad, permitiéndole salir del sótano de ese departamento.

Luis Ernesto González Escalona, entrenador de pitcheo, explicó que, debido a las ausencias de César García (que solo tuvo dos aperturas antes de lesionarse), Yoel Mogena y Leandro Martínez (ambos fuera algunos días por enfermedad), hubo que modificar la rotación, y emplear en la función de abridores a jóvenes lanzadores que nunca habían desempeñado esa labor.

No obstante, apuntó, lo que nos ha llevado a las derrotas es que no hemos logrado conjugar sistemáticamente los tres factores de juego: defensa, pitcheo y bateo. «Hay días en los que los muchachos han estado muy bien a la ofensiva y en el pitcheo no, y otros partidos en los que ha sido lo contrario».

A pesar de estos tropiezos, aclaró que se viene afianzando el grupo, que se completa con la reincorporación de César García.

EL TERRENO TIENE LA ÚLTIMA PALABRA

Para Osvaldo Abreu, capitán de los Alazanes y tercera base, lo más importante es salir del mal momento. «Sabemos que esa presión de querer ganar a veces nos lleva a no elegir bien los lanzamientos o a hacer contactos deficientes. Estamos enfocados en mejorar la concentración, con la ayuda del sicólogo, del preparador físico y del resto del cuerpo técnico, pero sin dejar de disfrutar cada partido y creyéndonos siempre que sí podemos conseguir la remontada», comentó.

En tanto, Alfredo Despaigne, líder natural de los Alazanes y bateador designado, opinó que más allá de las estadísticas adversas, el equipo tiene que enfocarse en los partidos por venir.

Alfredo Despaigne expresó que «Creo que empezamos muy confiados por los resultados de años anteriores, y realmente nos ha sorprendido encontrarnos en el lugar que estamos, pero no hay nada perdido todavía; el objetivo es ganar la mayor cantidad de partidos posibles». , subrayó.

También desde la experiencia que le han dado tantos años de entrega a su equipo, Carlos Benítez, segunda base, aseveró que, aunque les han fallado muchos elementos de juego, «los que más pesan son los errores técnico-tácticos que nos han quitado victorias, con las que quizá hoy estuviéramos en un octavo lugar.

«Lo mejor que tiene el equipo es que no ha perdido la combatividad ni el ánimo, porque cuando sufrimos una derrota, al otro día salimos a dar la pelea de nuevo en el terreno, eso que nadie lo dude; y ahora no vamos a mirar al primer lugar, sino al octavo, que es el que más cerca está de nosotros», añadió.

Con ese mismo espíritu positivo, el inicialista Guillermo Avilés dijo que, como equipo, siguen siendo una gran familia, «en la que los más experimentados les damos confianza a los novatos. El reto es llegar a los play off, porque si lo logramos, Granma siempre se transforma y hay que contar con los Alazanes».

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top