La nave rusa Progress MS-26 se acopló a la EEI

La nave de carga Progress MS-26, lanzada el jueves desde el cosmódromo ruso de Baikonur, se acopló en modo automático al módulo Zvezda de la Estación Espacial Internacional (EEI), informaron hoy fuentes oficiales.

Varios especialistas controlaron el proceso desde el centro de mando en el cosmódromo de Baikanur, informó un comunicado de la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos).

La Progress MS-26 entregó dos mil 518 kilogramos (kg) de carga a la EEI, incluidos 580 de combustible para reabastecimiento, 420 litros de agua potable y 40 kg de nitrógeno comprimido en cilindros.

En el compartimento de carga de la nave están mil 478 kg de diversos equipos y materiales, alimentos para la tripulación, artículos de ropa y materiales para experimentos científicos.

Particularmente, la estación recibió la estiba para experimentos Perspektiva-KM, que es una estructura fabricada con materiales poliméricos con efecto de memoria de forma.

Los cosmonautas la instalarán en el pequeño módulo de investigación Poisk como parte de una de las próximas caminatas espaciales.

Además, la nave entregó los experimentos Fulleren (cultivo de cristales de fullerita en un horno de electrovacío) y el experimento Orbit-MG (tecnologías de ensayo para controlar el estado técnico de las envolturas herméticas de naves y estaciones espaciales).

El servicio de apoyo psicológico de los cosmonautas rusos comunicó que la nave de carga llevó a la estación bombones de composición exclusivamente natural elaborados en la fábrica rusa Krasny Oktyabr.

La Progress también entregó a la estación un regalo para el cosmonauta Nikolái Chub enviado por su familia.

Prensa Latina

Cuenta Oficial de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina. Al Servicio de la verdad desde el 16 de junio de 1959

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top