Despaigne encabeza segunda remontada granmense frente a Industriales

Aupados por el décimo segundo jonrón de Alfredo Despaigne en la presenta campaña beisbolera, los Alazanes de Granma volvieron a remontar frente a Industriales, esta noche, para imponerse 8×3, en el estadio Latinoamericano.
FOTO Ibrahín Sánchez Carrillo

Por Leonardo Leyva Paneque

La selección granmense llegó perdiendo al noveno capítulo (2-3), pero su principal toletero desapareció la Teammate, con dos compañeros en circulación, para colocar ventaja ganadora en la pizarra del Coloso del Cerro y reafirmarse en el liderazgo de cuadrangulares.

En el intento de frenar el ímpetu de sus rivales, que habían descontado una en el octavo, gracias al cohete remolcador del emergente Pedro Almeida, el mentor de los Leones, Guillermo Carmona, envió a la lomita a su segundo relevista de la jornada, José Miguel Perera.

Y enseguida comenzó a rondar el fantasma de la remontada, cuando Perera abrió con boleto a Yulieski Remón y se acercaba lo más selecto de la ofensiva granmense.

Carmona, al parecer desesperado y con el agua al cuello, trajo a Diosvel Nápoles, uno de los dos apagafuegos –que casi 24 horas antes- habían sufrido la rebelión de los orientales, en el primer partido del compromiso.

Nápoles no encontró cómo amarrar a los Caballos, al permitir sencillo de Osvaldo Abreu y el mencionado estacazo de Despaigne, que signaron su ruidosa explosión, aunque la amenazaba continuaría.

Otros tres serpentineros capitalinos desfilaron por el box en ese inning conclusivo y sin evitar que el ramillete se ampliara a seis carreras, redondeado con el doblete con bases llenas del receptor sustituto Carlos Barrabí.

Así se sellaba el marcador, porque el relevista granmense Alexei Alarcón sacaba sin contratiempos los tres últimos out y se anotaba el primer triunfo de la temporada. Al igual que el abridor Sammy Benítez, el veterano rindió una sólida labor de dos entradas y un tercio, aceptando apenas un solitario indiscutible.

Entretanto, Benítez conseguía otra apertura de calidad, a pesar de dejar el juego en desventaja (1-3), en el séptimo y con dos out en la pizarra, cuando Alarcón llegó en su reemplazo.

De las tres rayitas que admitió el espigado lanzador, solo una fue como limpia a su hoja de servicios, por errores del torpedero Yulián Milán y del antesalista Abreu.

El industrialista José Ernesto Pérez también ofreció una demostración de calidad, con una sucia en seis episodios completos, pero la reacción de los Alazanes -casi a la hora de recoger los bates- malogró su posible victoria.

La Demajagua

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top