En la piscina, «vamos a luchar»

Cuba debutará con el relevo 4x100 metros libre femenino.

El próximo sábado iniciará la natación, y Cuba debutará, con el relevo 4×100 metros libre femenino, que tantas alegrías regaló en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador-2023.

Aquí, en los Juegos Panamericanos, es diferente, por la participación de potencias como Estados Unidos, Canadá y Brasil, asistan o no con sus principales figuras.

La posta antillana es la misma, integrada por Elisbet Gámez, Andrea Becali, Laurent Estrada y Lorena González.

Luisa María Mojarrieta, entrenadora principal, dijo que «llegamos después de un viaje agotador. El martes tuvimos la posibilidad de aflojar en la piscina de calentamiento», explicó.

Detalló que las mujeres del relevo hicieron trabajo de ritmo. «Para nosotros esa apertura es importante, porque nos da la oportunidad de ver cómo están, aunque no se encuentran en el mismo momento que en San Salvador. Lorena tuvo dengue, Elisbet se está adaptando al cambio de horario, pues el día 12 llegó a Cuba, luego de una base de entrenamiento en Francia, y Andrea vino a Santiago con un fuerte catarro».

No obstante, Mojarrieta confía en que se recuperen y compitan en una mejor condición. «Estamos en el quinto lugar, después de México. Si bien le ganamos en San Salvador, tiene mejor cuarteta. Ganamos allí por el extra que tiene el deportista cubano, y porque llegamos mejor. Pero tienen cuatro mujeres de 56 segundos, y nosotros dos en 57, una en 55 y una en 56. Aun así, vamos a luchar», expresó.

En el 4×200, su prueba fundamental, ocupan el cuarto lugar entre los países inscritos. «Nuestra aspiración es ganarle a Argentina y mantener ese peldaño. No me gusta, pero el bronce está un poquito distante. Tenemos que ser realistas, no creo que alcancemos esa posición, pero si se diera, sería la mejor actuación».

Hasta el momento, el mejor resultado ha sido el sexto lugar en Lima-2019. «Si luchamos por un cuarto y por romper el récord nacional, sería fabuloso y estaríamos contentas».

Al referirse a Daysi Ramírez y Dainé Pedré, dijo que la primera debe empezar en cien metros pecho, y su compañera, la más joven de los nadadores cubanos, con 18 años, con los combinados, el día 24.

Será una lid muy fuerte, recalcó. A Estados Unidos solo le faltan las dos primeras figuras, a Canadá una y Brasil va con todo.

Agregó que los 200 metros libres serán también un reto. Allí están inscritas Elisbet y Andrea, ubicadas en los puestos siete y diez del listado oficial. «El propósito es que las dos clasifiquen a la final y que bajen de los dos minutos», aseguró.

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top