La visita de Volodímir Zelenski a EEUU demostró otra vez la creciente fractura en el interior de la sociedad y las élites políticas norteamericanas, declaró Maxím Braterski, profesor del Departamento de Economía Mundial y Política Mundial de la Escuela Superior de Economía.

“Los comentarios y la propaganda republicanos constatan el aumento de la retórica contra Biden, y la visita de Zelenski la aprovecharon para agudizar sus críticas”, afirmó Braterski.

El experto también indicó que las críticas contra Biden no cambiarán fundamentalmente la postura de las personas en EEUU ante el conflicto en Ucrania y no aumentarán el número de los que tienen una perspectiva distinta. Sin embargo, se usa Kiev en la lucha dentro la política interna como “punto de acusaciones mutuas”.

El experto también comentó los suministros de armas de Washington a Ucrania. Señaló su escasa cantidad y calidad, lo que no las convierte en estratégicas. Notó que hay “especulación en este sentido”, y las causas de tales disputas no se puede definir con precisión. “Podría ser por el proceso legislativo o por las dudas de Washington acerca de la necesidad de ayudar a Kiev”, añadió el experto.

Para la política interior de EEUU, la visita de Zelenski fue un factor más destacado que para la política exterior y se utilizó para presionar al presidente estadounidense, aclaró el experto.

“Las acusaciones son habituales, pero los republicanos presionan con más fuerza para que Biden retire dinero de la ya debilitada economía estatal. La gente no entiende por qué debe sacrificar su bienestar por un territorio lejano que no todos pueden encontrar en el mapa”, concluyó el experto.

El 22 de diciembre Zelenski llegó a Washington, donde mantuvo conversaciones con el presidente de EEUU, Joe Biden, y se dirigió al Congreso estadounidense.

Comparte si te ha gustado