El presidente de Estados Unidos, Joe Bidenha aprobado este lunes la declaración de emergencia en el estado de Nueva York ante los efectos de la tormenta Elliot. Esta medida ha sido tomada para facilitar las ayudas federales necesarias a aquellos que se vean afectados por este fenómeno climatológico y para paliar sus efectos.

Con la intención de hacer frente a esta tormenta que ha causado al menos medio centenar muertes en todo el país –27 de las víctimas pertenecen al noroeste del estado de Nueva York–, Biden ha autorizado al Departamento de Interior y a la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) coordinar las acciones que sean necesarias para afrontar esta situación aliviando así “la adversidad y el sufrimiento”.

La tormenta Elliot, calificada como “única en una generación” por el servicio meteorológico estadounidense, ha causado gélidas temperaturas desde los Grandes Lagos, cerca de Canadá, hasta el río Grande (también llamado río Bravo), en la frontera con México.

Las fuertes nevadas y los vientos huracanados han dejado a miles de personas atrapadas en sus casas y en las carreteras, miles de pasajeros varados en Nochebuena por la cancelación de vuelos y miles de hogares sin luz por el colapso de la infraestructura eléctrica.

Comparte si te ha gustado