Los pequeñitos cubanos de la categoría sub 10 dieron un importante paso para garantizar su estancia en la final del Campeonato Panamericano de Culiacán, México, al batir este viernes en una doble cartelera a las selecciones de Ecuador y Brasil.

Con este resultado los dirigidos por el profesor Walter Chávez archivaron su quinta y sexta victoria en el torneo con un solo revés, y buscarán este sábado su pase directo a la discusión de la medalla de oro cuando enfrenten a su similar de República Dominicana en su último partido de la fase clasificatoria.

En esta jornada, ante las dos escuadras más débiles que se presentaron en tierras aztecas, los antillanos no perdonaron y las arrasaron para dar otro golpe de autoridad en la grama del estadio Gloria Borrero Parque Constitución.

A primera hora con una ofensiva de 17 imparables aplastaron 20-1 a los ecuatorianos por la ley de la misericordia en cuatro episodios, en un partido donde los sudamericanos cometieron cinco errores y no pudieron ligar ningún hit, al igual que en el duelo que disputaron en la primera vuelta.

Alfredo Despaigne Jr. lideró el ataque con par de sencillos y un tubey para remolcar dos anotaciones, mientras que el habanero Emzo Cabrera y el guantanamero Gabriel Mustelier, se fueron perfecto de 2-2, el primero con un doblete incluido y el segundo con un triple.

Danger Guerrero Jr. también destacó al bate al compilar de 4-2 con dos impulsadas.

El capitalino Jonathan Valdivieso y el ganador matancero Adonis Jesús Acevedo lanzaron dos episodios inmaculados cada uno, este último con cuatro ponches propinados.

La única carrera de los derrotados se la anotaron a Despaigne Jr en funciones de relevista cuando este boleó a dos contrarios y uno de ellos llegó al home por un error de la defensa.

En el segundo pleito la toletería criolla regresó por sus fueros y doblegó a los del gigante sudamericano con pizarra final de 19-0, con otro bombardeo de 18 indiscutibles.

Otra vez el hijo del “Caballo de los Caballos” se hizo sentir desde su turno de primer bate y conectó de 5-3 con un doble y tres remolques para dejar su promedio ofensivo en 529.

El inicialista Cabrera también continuó desbocado con el aluminio en ristre, al pegar sencillo y tubey para traer a cuatro compañeritos a casa y elevar su average hasta los 571, segundo entre todos los bateadores del torneo.

En el feroz ataque el también habanero Denzel de Jesús Mazorra se fue de 4-4 con doblete incluido y dos carreras impulsadas, y el enmascarado Guerrero de 2-2 con un trío de empujadas.

Tres serpentineros unieron sus brazos para dejar en solo un hit a sus rivales, y la victoria se la acreditó el tercer relevista Daniel Alejandro Castañeda al lanzar los últimos dos episodios sin dificultades.

Por Boris Luís Cabrera Acosta

Comparte si te ha gustado