ONU: altas temperaturas amenazan más a población en Rafah, Gaza

Las altas temperaturas podrían empeorar la crisis sanitaria en Rafah, una advertencia extendida hoy por la ONU mientras crecen las preocupaciones por las condiciones de vida de los refugiados y el riesgo de una invasión israelí.

De acuerdo con la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), más de un millón de palestinos permanecen en esa demarcación en condiciones precarias por la falta de tiendas de campaña mientras los termómetros se acercan a los 40 grados Celsius.

Muchas familias viven bajo láminas de plástico de desecho, porque no tienen nada más que usar para protegerse del clima, aseguró la OCHA.

En una reciente actualización, la Oficina instó a respetar las obligaciones de las partes en conflicto para proteger a la población y sus bienes.

Independientemente de si se mudan o se quedan, los civiles deben ser protegidos y deben recibir lo esencial que necesitan para sobrevivir: alimentos, refugio, atención médica y otro tipo de apoyo crítico, pidió la entidad.

Esta semana, la OCHA reiteró sus denuncias por la falta de acceso al norte de la Franja luego de que sus misiones no pudieron llegar a esa porción por el cierre de los puestos de control del ejército israelí en dos carreteras debido a los movimientos de tropas.

Según sus estimaciones, las autoridades de Tel Aviv negaron o impidieron más de un tercio de las misiones de ayuda al norte en abril.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) coincidió en considerar extremadamente difícil las operaciones para apoyar a los hospitales que trabajan en restaurar los servicios.

La OMS documentó un total 890 ataques contra la atención sanitaria en el territorio palestino ocupado desde el 7 de octubre; 443 de ellos en Gaza.

Según esa entidad, 32 de los 36 hospitales de la Franja fueron dañados mientras que en Cisjordania se reportaron 446 ataques a la atención sanitaria.

De acuerdo con la Agencia de la ONU para Refugiados Palestinos (Unrwa), 160 de sus locales fueron dañados o completamente destruidos en la ofensiva israelí.

El alto comisionado de esa entidad, Philippe Lazzarini, anunció esta semana una solicitud enviada al Consejo de Seguridad para investigar el flagrante desprecio de Israel por las operaciones de la ONU en el enclave.

De acuerdo con Lazzarini, la agresión israelí provocó la muerte de 180 de sus empleados y al menos 400 civiles fueron asesinados cuando buscaban la protección de la bandera de la ONU.

Prensa Latina

Cuenta Oficial de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina. Al Servicio de la verdad desde el 16 de junio de 1959

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top