Sí es posible producir lo que nos urge

En calidad de diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Presidente Díaz-Canel visitó este jueves varios lugares en la provincia de Villa Clara
Díaz-Canel reiteró que trabajar es el camino para lograr los objetivos que el país se ha trazado. Foto: Estudios Revolución

Cuando a Noel Benítez Fernández hoy el mayor productor de tabaco tapado de Cuba su papá le sugirió la idea de incursionar y hasta expandirse en ese tipo de cultivo, él pensó: «El viejo se me volvió loco…».

Tal audacia fue el comienzo de un camino que ha llevado al éxito en la finca La Veguita, allí donde Noel productor de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Rodolfo León Perlacia, y además diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Comité Provincial del Partido está demostrando que la tierra lo da casi todo, y que sí se puede producir, Isla adentro, el alimento que sus habitantes necesitan.

«Lo principal para producir te lo da el Estado, que es la tierra. Lo único que no puede faltar es esa materia prima», dijo a los reporteros Noel, quien ya tiene 37 años, y quien desde sus 21 se enfrascó en el mundo de la agricultura.

Campeón Centroamericano de Esgrima en el año 2006, ahora expresa con orgullo como para espantar el estilo de quienes buscan pretextos y no hacer, que él tiene cinco yuntas de bueyes, y que sus 30 hectáreas de tabaco tapado han sido alistadas con ellas.

Hay que buscar alternativas, asegura este trabajador de alto rendimiento, quien ha podido arar el 85 % de sus tierras a golpe de bueyes.

Lo único que hay que hacer, dijo a los periodistas, es «planificarse y adelantarse un poquito» en el cronograma de lo que se quiere sembrar.

Su filosofía, con la cual ha levantado un mundo admirable en el consejo popular de Tahón, en Remedios, es algo que está en consonancia con conceptos defendidos en estos años por el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien en la mañana de este jueves visitó la finca como parte de su agenda en calidad de diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

«Aquí está todo lo que hemos dicho», expresó el Jefe de Estado, al final de su recorrido por un universo hecho de logros, de disciplina y resultados. «Experiencias como estas subrayó nos están diciendo lo que hay que hacer para que haya comida en el municipio»; lo que pasa, añadió el dignatario, es que tales éxitos siguen siendo la excepción y no lo mayoritario a lo largo del país.

Noel merece el elogio, porque en la localidad de Tahón, en  La Veguita, además del preciado tabaco ha obrado la fortaleza de irse diversificando; y sus 140 trabajadores están satisfechos con los estimulantes pagos, los cuales son posibles por todo lo que nace de la finca: cultivos varios, ganado mayor y menor, cría de cerdos, conejos, carneros…

En la meta de un escenario en el que el orden y la limpieza no son obra de un día, sino de un largo método, está también estrenar, dentro de poco, un lugar desde el cual vender jugos, productos cárnicos, módulos pecuarios, huevos, y viandas.

Y como el liderazgo es crucial en afanes como estos, Noel Benítez compartió algunas claves de su éxito:

«Somos una familia. Aquí cualquier problema que tenga un trabajador es un problema mío, y los carros están a disposición de ellos.

Ah, ¿qué pasa?: la clave del éxito es la exigencia, todo parte de la exigencia y del orden.

En una casa donde no haya eso, no se avanza; y lo otro es lo que nos enseñó nuestro Comandante en Jefe: la unidad, que todos se sientan parte, que todos se sientan dueños».

Luego de diálogos marcados por reflexiones y preguntas como la alusiva a la estabilidad en la fuerza laboral, el Presidente Díaz-Canel compartió varias reflexiones con los trabajadores de la finca. A ellos, comentó: «Estamos defendiendo que la principal fuente de alimentación en la población tiene que ser la que se sea capaz de producir a nivel de comunidad, a nivel local, a nivel de municipio; y para eso hay que desarrollar sistemas productivos locales, en los que participen todos los actores: la empresa estatal, los productores privados, las cooperativas, y que eso vaya creando una base que propicie más alimentos».

Se trata, enfatizó, «de cómo vamos diseñando esos sistemas productivos locales que nos van dando soberanía a nivel de municipio, de provincia y de país.

Para nosotros es muy estimulante lo que estamos viendo aquí, porque este es el camino. ¿Y cómo se logra?: Trabajando».

Sobre todo lo que podría dejar de ser lo excepcional para convertirse en regla, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista siguió su recorrido por el municipio de Remedios, donde también tuvo como destino a la finca integral de Azumat (Agencia Comercializadora del Grupo Empresarial Azcuba).

En este segundo punto, ubicado en el consejo popular de Tahón, el mandatario dialogó con directivos y trabajadores, indagó por modos de pago y estilos de trabajo, y compartió su certeza de que la empresa estatal socialista, si echa anclas en tareas agrícolas para producir alimentos, y se propone impactar con eficiencia en el bienestar de quienes le circundan, puede lograrlo.

Otro tanto concerniente a la vitalidad de la tierra se analizó en la finca del productor Orelvis Peñate, de la ccs Juan González, en el municipio de Placetas.

Allí, con la presencia del Presidente Díaz-Canel, además de temas como el beneficio del tabaco y la diversificación de los cultivos, afloró un asunto clave: la atención a los jóvenes.

Si a ellos emergió en las conversaciones– se les enseña cualquier técnica u oficio, aprenden todo muy rápido.

CONVERTIR LO EXCEPCIONAL EN REGLA

En la jornada de la tarde, Díaz-Canel, junto a los otros diputados por el municipio de Santa Clara, visitó las instalaciones de la Industria Nacional Productora de Utensilios Domésticos (Inpud) Primero de Mayo, única de su tipo en el país.

La directora de la entidad, Marisel Montero Lago, realizó una detallada explicación de los equipos que se producen y los destinos comerciales.

El Presidente Díaz-Canel conoció sobre la inserción de la Inpud en el mercado cambiario y los grandes beneficios económicos que trajo para la empresa, traducidos en mayores producciones y el incremento de los salarios para los trabajadores.

En este sentido, Montero Lago significó que en el último trimestre lograron realizar los pagos adicionales a la plantilla.

El Primer Secretario señaló la importancia de buscar fuentes de financiamiento para los equipos electrodomésticos que aseguren la vitalidad de las producciones y el abastecimiento a la red comercial.

En la propia industria se implementan varios proyectos en coordinación con la Sociedad de Interfaz de Ciencia y Tecnología de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, encaminados a desarrollar equipos más eficientes energéticamente, y diseñados para suplir las necesidades y requerimientos específicos de cada usuario.

En ese sentido, sobresalen los prototipos de equipos domésticos que utilizan como fuente de energía el biogás y, de manera especial, los dispositivos inteligentes, además de interruptores, tomacorrientes, ollas de presión, ventiladores, así como la fabricación de un ventilador de baterías y paneles solares.

En el hospital docente universitario ginecobstétrico Mariana Grajales, de la capital villaclareña, los diputados por Santa Clara chequearon el funcionamiento del Banco de Leche Humana, que garantiza la leche materna a los neonatos bajo peso o prematuros; la sala de Cuidados Perinatales y el cubículo de Terapia Intensiva de Materna Crítica, instalaciones que han recibido recientemente millonarias inversiones para mejorar sus condiciones y los servicios que se prestan a las madres; lo que ha contribuido a que Villa Clara exhiba en estos momentos una tasa de mortalidad infantil de 4,4 por cada mil nacidos vivos y cero de mortalidad materna.

Otro de los sitios visitados fue el servicio de Salud Mental del hospital pediátrico José Luis Miranda, que cuenta con 14 camas y brinda atención a pacientes infantiles con urgencias siquiátricas.

Al cierre de 2022 se habían atendido allí más de 300 pequeños, y en lo que va de año suman más de 200, con una estadía hospitalaria de entre siete y cinco días.

La doctora Addys Pérez Fernández, jefa del Servicio de Siquiatría Infantil de Villa Clara, explicó que el objetivo es tratar de intervenir y resolver la crisis de la manera más rápida y menos traumática posible para su posterior seguimiento en la atención comunitaria y en la reinserción del menor a la sociedad.

«Ofrecemos servicios de sicopedagogía, terapia ocupacional, sicometría; realizamos un diagnóstico integral para definir la conducta terapéutica a seguir con los pacientes», señaló Pérez Fernández.

Díaz-Canel destacó el trabajo realizado por el colectivo de profesionales del centro en tan humana labor. «Pudimos apreciar cómo el empeño, la sensibilidad, la entrega, el compromiso y la profesionalidad convierten el sueño en realidad», escribió el Presidente cubano, en el libro de visitantes del centro.

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top