Pachi Naranjo: “¡Ahora estoy tranquilo y confiado! ¡Original por siempre y para siempre!”

Por este singular manzanillero, nacido el 3 de junio de 1949, (hoy está de cumpleaños), transpiran el son de Oriente, la conga de su pueblo, el peculiar rasgar del güiro, el tres de El Guayabero, la sonoridad y el compromiso con el arte.

Desde hace varias semanas, la ausencia en público de la orquesta Original de Manzanillo genera diversos comentarios e interrogantes. Algunos refieren la jubilación del Premio Nacional de Música (2011), ese Maestro de Juventudes (2013) y de Radialistas (2020) llamado Wilfredo Salvador Naranjo Verdecia, (Pachi). Otros sospechan la desintegración de la supercharanga de Cuba, que dirige hace alrededor de 60 años.

Foto: Luis Carlos Palacios

El polémico asunto me acercó a la realidad de la trama, mediante lo publicado por él en su plataforma digital:

“Es una depuración mental que me han hecho tener estos acontecimientos, inexplicables pero ciertos. No entendí por qué me abandonaron algunos músicos y personal de apoyo si nunca fue nuestra intención sacar a nadie.

“Quizás el único perjudicado sería yo al pasarle a mi hija, tecladista y graduada de nivel medio, la designación oficial de directora de la orquesta a la hora de mi jubilación.

“Me correspondía hacerlo por mi jerarquía (nunca abusé de esa posición), bomba que detonó entre el personal que decidió abandonar la orquesta.

(…) Adquirimos la mayoría de edad en la casa de mis padres, donde vivía, y rescatamos la agrupación cuando los más viejos decidieron disolverla, por diversas razones.

“Era un muchacho de solo 14 o 15 años de edad, pero llevaba sobre mis hombros la responsabilidad de un director.

“Hoy veo cómo van las cosas con los nuevos integrantes que dieron el paso al frente, amanezco lleno de entusiasmo y energías positivas al ver cómo va conformándose la orquesta que siempre soñé y que por diversos motivos, fue muy difícil lograr.

“Expreso eterna gratitud a la mayoría de los integrantes por seguir a mi lado incondicionalmente, también a los jóvenes y talentosos músicos incorporados y al personal de apoyo que continuará aportando brillo y sello a la orquesta de los manzanilleros.

“¡Ahora estoy tranquilo y confiado! ¡Original por siempre y para siempre!”.

Ante lo publicado, respondió solidariamente la comunidad artística, que resumo en lo expresado por el poeta granmense Juan Manuel Reyes Alcolea:

“La música es la senda por donde los buenos dejan marcas indelebles y la Original de Manzanillo, con su indiscutible líder, supo atemperarse a las exigencias y evolución en diversas etapas. Cuando se escucha el timbre de nuestra orquesta insignia, se alzan las voces: Ese es Pachi y la Original”.

Por este singular manzanillero, nacido el 3 de junio de 1949, (hoy está de cumpleaños), transpiran el son de Oriente, la conga de su pueblo, el peculiar rasgar del güiro, el tres de El Guayabero, la sonoridad y el compromiso con el arte, la cultura y la dirección del cubano con más tiempo al frente de una orquesta, que nadie puede desdibujar como su mejor obra artística, disciplina y entrega.

La jubilación laboral, como proceso biológico y natural, les asiste también a los líderes de agrupaciones musicales .Entregar la continuidad a su hija Karelia Naranjo Alarcón, de formación académica, es parte formativa de los valores humanos y raíces culturales que lleva dentro.

Colocar en primera fila a los continuadores es inyectarle una dosis de frescura a la sonoridad cubana. Así lo reafirman los descendientes de Pacho Alonso, Rafael Lay, Juan Formell, César Pupy Pedroso, José Luis Cortés…

Honrar el legado de esos padres fundadores merece respeto y comprensión, por eso también comparto el criterio expresado en redes:

“….Hay algo innegable e invaluable, Pachi es Original y debe descansar, pero con el pie en el estribo…”.

-Por el momento no me jubilaré -confesó sonriente-continuaré como pianista, arreglista, trasladando mi experiencia de cómo hacer bailar, frente a la tarima, al que sabe y a quien no. Seré, ante todo, el fiel consejero de la Original de Manzanillo.

Tomado de La Demajagua Digital

La Demajagua

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top