La cada vez más compleja situación epidemiológica en la provincia de Granma, relacionada con las arbovirosis,  precisa del esfuerzo y atención de organismos como Comunales, Acueducto, y la población en general.

En esta etapa del año, en la que son frecuentes las lluvias y las temperaturas son altas aún, es mayor la posibilidad de proliferación de focos de vectores como el mosquito Aedes aegypti, que ya pululan en todos los municipios del territorio.

Es también superior el número de casos febriles respecto al Dengue, principalmente en Bayamo,  municipio que lidera la cantidad de focos y de casos.

Las autoridades sanitarias del territorio consideran que  es baja la percepción del riesgo de las personas en cuanto

a la enfermedad, pues en muchas ocasiones no asisten de inmediato al médico ante síntomas como, fiebre, dolor muscular, decaimiento, náuseas…

Es importante que no se olvide que el Dengue puede ser mortal, lo cual quedó demostrado en Cuba en el año 1981, cuando se produjo aquel brote que afectó a medio millón de habitantes y se crearon entonces las salas de terapia intensiva.

El Doctor Orlando Iglesias, especialista de II Grado en Medicina Interna en el hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, explica que es esencial personarse ante un profesional de la salud cuando aparecen los síntomas citados, pues se precisa de pruebas y clasificación personalizada para definir o no el ingreso hospitalario.

“Cada paciente tiene sus propias características-enfatiza- porque algunos, además, tiene otras patologías de base como hipertensión arterial o diabetes. El médico de familia debe observarlo y es quien decide si es un dengue normal o si está complicado.

“Entre los signos que definen una evolución anormal están la fiebre persistente, náuseas y vómitos tenaces, dolor abdominal fuerte, sensación de repletura o muy terso el abdomen, decaimiento, hipotermia, presión baja por pérdida de electrolitos por la fiebre, y confusión mental. Si a partir del tercer día, cuando aumenta la enfermedad, hay caída importante de leucocitos y de plaquetas es mayor el riesgo de perder la vida”.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario