Primer Ministro Manuel Marrero chequea recuperación en Granma

El jefe de gobierno ofrece seguimiento a las indicaciones del Presidente Cubano tras su visita resiente al territorio.
Foto: Susel Domínguez Serrano

El primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz chequea en la provincia de Granma la recuperación en comunidades más afectadas por las lluvias.

Junto a ellos las máximas autoridades políticas y gubernamentales de la provincia encabezadas por Yanaisi Capó Nápoles, miembro del Comité central y primera Secretaria partido en Granma, así como al Gobernadora Yanetsy Terry Gutiérrez y directivos del territorio q componen el grupo temporal de trabajo.

Hasta la comunidad de Jibacoa, del municipio Manzanillo, una de las más afectadas llegó la comitiva. Allí intercambiaron con los pobladores, en particular con las familias damnificadas.

Marrero Cruz se interesó por conocer el avance en la entrega de recursos para la construcción de las viviendas, alimentos, ajuares de casa, así como otros artículo del hogar.

En tanto dijo estar orgulloso de encontrar un pueblo trabajando por levantarse.

Ortelio Moreno, Presidente del Consejo Popular Jibacoa, en nombre de los pobladores agradeció el acompañamiento de las autoridades desde la instancia local hasta la más alta dirección del país.

Granma fue calificada como la provincia cubana con más daños tras las intensas lluvias de la primera quincena de junio, de ahí que se le brinde atención sistemática por los máximos dirigentes del país.

DATOS EN CONTEXTO
  • Las precipitaciones iniciaron el día 9 de junio, con registros significativos al suroeste y las montañas, las que provocaron vertimientos y escurrimientos en las principales cuencas, procesos que se agravaron al ocurrir en la noche y la madrugada.
  • Las lluvias provocaron que los embalses, que en ese momento estaban al 54 por ciento de llenado, se incrementaran hasta el 95 por ciento; o sea, crecieron en breve tiempo en un 41 por ciento: 427 millones de metros cúbicos de agua.
  • Los territorios más afectados fueron Yara, Jiguaní, Manzanillo, Media Luna y Niquero. Quedaron aisladas 105 comunidades, de ellas 14 por deslizamientos de tierra y 91 por crecidas de ríos, con una población de 18 585 personas.
  • Como saldo negativo de las intensas lluvias asociadas a la vaguada que en los días anteriores afectó a gran parte del oriente del país, en esta provincia se cuantifican daños en más de un centenar de viviendas y en viales de varios municipios.
  • Según datos preliminares ofrecidos por las comisiones de trabajo de las direcciones provinciales de Vivienda y Vialidad, en Granma las mayores afectaciones a la infraestructura urbanística y rural se concentran en derrumbes de viviendas, de techos y paredes, así como daños parciales a otros inmuebles estatales, y la ruptura de varios kilómetros de carreteras, puentes y obras de fábrica.
Susel Domínguez Serrano

Comparte si te ha gustado

Dejar un comentario

Scroll to Top