Díaz y Alayo, por la gloria continental

Hoy enfrentarán, de nuevo, a la dupla brasileña de André Loyola y George Souto
Veinte años después, una dupla cubana buscará la medalla de oro en estas lides. Foto: Endrys Correa Vaillant

Noslen Díaz y Jorge Luis Alayo han sobrecumplido, y con creces, el pronóstico precompetencia del voleibol de playa de los XIX Juegos Panamericanos Santiago-2023, que era ubicarse entre el cuarto y el sexto lugar.

Los cubanos no creyeron en el dúo favorito de Brasil ni en el binomio de Estados Unidos. Al primero le ganaron en la fase de grupos, por 2-1, y ayer, en la fría tarde de Santiago, derrotaron a los norteños por 2-0, con amplio margen (21-15 y 21-13). Los de la Mayor de las Antillas fueron superiores en ataque, 22 por 15.

Después de 20 años, el voli de playa cubano regresa a una final panamericana, en la que, precisamente, uno de los protagonistas fue Francisco Álvarez, el director técnico de la dupla Díaz-Alayo.

«Me siento muy feliz por toda la preparación que tuvimos hasta llegar aquí. Estoy muy emocionado, son mis primeros Juegos Panamericanos, y estar en la final es increíble», sostuvo Díaz.

«Esperábamos un partido más reñido, pero trazamos una buena estrategia para enfrentarlos. Todo salió súper bien», añadió, refiriéndose a la porfía ante Estados Unidos.

Alayo no encontraba las palabras precisas para describir sus emociones, pero está convencido de que «avanzar a la final en mis primeros Panamericanos es lo más grande».

Afirmó que «mañana (hoy) saldremos con todo, que el pueblo cubano espere solo lo mejor de nosotros».

Hoy enfrentarán, de nuevo, a la dupla brasileña de André Loyola y George Souto, quienes derrotaron la víspera a la pareja local de los primos: Esteban y Marco Grimalt.

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top