Atravesada por problemas logísticos, la salida de peloteros para la Copa del Caribe y la competencia feroz del espectáculo que representa la Copa Mundial de Fútbol, la primera Liga Élite de Béisbol Cubano (LEBC) llega a sus últimos partidos de la ronda preliminar (martes-miércoles y viernes-sábado) y con cuatro equipos casi reservados para la etapa semifinal, prevista desde el 4 de enero del 2023.

Los últimos repuntes de Portuarios y Tabacaleros han animado algo un torneo carente de grandes atractivos para el público, que quizás se embulle a visitar los estadios para la porfía por las medallas y el boleto a la Serie del Caribe en Venezuela para el campeón.

Agricultores ha sido, de punta a punta, el mejor conjunto del torneo, con una dirección certera del profesor Carlos Martí, una ofensiva que no ha creído en cuerpo de lanzadores efectivos, al tiempo que la afición tunera clasifica, sin duda, como la más numerosa, por lo que quizás debe repensarse algún partido en el estadio Julio Antonio Mella en la ronda decisiva.

Nadie quiere quedar cuarto para cruzar primero con los Agricultores, de ahí que Centrales peleará hasta el final para evitar ese escalón. Le restan dos encuentros con Cafetaleros e igual cantidad precisamente con los granmenses-tuneros. Como si fuera poco, Tabacaleros y Portuarios también chocarán entre ellos esta semana, por lo que serán decisivos esos cotejos para conocer el cruce semifinal.

Y ahora que hablamos de esta fase, este lunes se supo en conferencia de prensa que hasta el cuarto día de enero los directores podrán dar alta a jugadores que estuvieron o están en ligas profesionales. Luego de esa fecha, no podrán hacerlo. No hay nadie confirmado, pero si Roel Santos, Yadir Drake, Alfredo Despaigne, Liván Moinello, Raidel Martínez, Frank Abel Álvarez u otro quiere estar en esa fase, habrá que notificarlo en ese plazo.

Se ratificó que los playoffs serán a siete partidos y con una programación que permita tener al menos un partido diario de la LEBC. Muchos comienzan a afilarse las manos, pues si la tropa tabacalera de Alexander Urquiola se refuerza con el mejor picheo de relevo del país, esa selección perfectamente puede resultar el más duro escollo de la postemporada, sin demeritar a las otras tres.

No podía dejar de mencionar la estupenda labor de Michael González al frente de Portuarios, elenco que del frío sótano llegó a la zona de clasificación con todavía muchas deudas en el picheo, pero con una ofensiva en la que Denis Laza y Yasiel Santoya han tomado las condiciones de líderes. La motivación de los muchachos ya es aplaudible, sobre todo en un torneo en el que esta no es la principal condición que hemos visto en los peloteros.

Sobre Ganaderos y Cafetaleros hay que hablar también. Es increíble el declive sufrido por los primeros, con una línea ofensiva que metía miedo a cuanto serpentinero se subía. En el caso de la escuadra de Héctor Hernández, siempre dijimos que era la más débil en cuanto a figuras y verdaderamente ha luchado hasta donde sus fuerzas le han dado.

Habrá tiempo para volver a sugerir ideas con respecto a la segunda edición de la LEBC.

De momento, ya se informó que volverá la pelota Teammate 190 para las etapas conclusivas (se estaba jugando con la Teammate 120, de ahí el menor bote) y ojalá veamos un mejor béisbol en el inicio del 2023, un año cargado de torneos para la pelota cubana. Pronto volvemos con nuevas noticias para el V Clásico Mundial de marzo.

Comparte si te ha gustado