Trabajadores granmenses siempre en defensa de la Revolución cubana

Los trabajadores y las organizaciones sindicales granmenses escucharon y entendieron el planteamiento que Fidel les hizo y cito “…la clase obrera es la clase absolutamente mayoritaria, la clase obrera es la clase fecunda y creadora, la clase obrera es la que produce cuanta riqueza material existe en el país….”, fin de la cita.
FOTO Rafael Martínez Arias

Fue entonces que, en una ocasión, el capitán de la clase obrera cubana Lázaro Peña González, le expresó al Líder Histórico e invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y cito… “Si algún día la  Revolución se encuentra en peligro póngala en manos de los trabajadores”, fin de la cita.

Son los imperialistas quienes alientan que en Cuba se desencadenen estallidos sociales y tratan, por todos los medios, de provocar una situación de ingobernabilidad; son ellos  los que prefieren no ver las virtudes de nuestro sistema, a mirar de frente,  toda la gigante obra humanista de la Revolución  Cubana.

No saben ellos que por esta provincia el 10 de octubre de 1868, el  Padre de la Patria,  Carlos Manuel de Céspedes, en el ingenio La Demajagua le dio la libertad  a sus esclavos y se lanzó  en armas en el primer hecho fundacional por la liberación de nuestra Patria.

En esta  provincia se entonaron  por primera vez las notas gloriosas de nuestro Himno Nacional. Desembarcó  por Playa Las Coloradas el yate Granma cargado con 82 expedicionarios llenos de luz  que nos alumbraron  el camino de la libertad para toda la vida.

Fue en la Sierra Maestra donde se libraron diversos enfrentamientos y combates  entre el Ejército Rebelde y el Ejército Batistiano, donde cientos de nuestros  mejores hijos anegaron con su  sangre esta tierra que hoy pisamos con libertad y otros ofrendaron sus valerosas vidas.

Fue en Bayamo, en 1953 cuando se atacó el  cuartel Carlos Manuel de Céspedes, dando muestra de que todavía había fuerzas para continuar luchando por la libertad del glorioso  pueblo cubano.

Todas estas luchas, tenacidad, valentía, patriotismo están presentes en el corazón de  los trabajadores granmenses, latiendo con todas sus fuerzas para que no desaparezca la vergüenza y el prestigio de la Revolución cubana.

Es por ello, que  los trabajadores que  durante más de 65 años de Revolución han labrado con su sudor la  soberanía,  dignidad y   vergüenza de nuestro pueblo, sometidos a un severo y recrudecido  bloqueo económico y financiero,  impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos, provocando cientos de obstáculos que han venido entorpeciendo nuestro desarrollo y el bienestar de todos los cubanos, preferimos  este sistema bajo  el cual  vivimos y  trabajamos para todos.

Indiscutiblemente, los trabajadores hoy tenemos el poder y  frente a la guerra mediática desatada en las  redes sociales y las campañas de tergiversación para promover un supuesto cambio en Cuba, los trabajadores revolucionarios jamás renunciaremos a nuestros principios y nos mantendremos  unidos y  leales a la máxima dirección del país y a nuestro glorioso y único Partido Comunista de Cuba

En nombre de todos los trabajadores granmenses  les  aclaramos que no les vamos a fallar a nuestros héroes ni a nuestros hijos, jamás le fallaremos a Raúl y a Fidel.

Y a  los que intenten negociar la independencia que tanta sangre ha costado, le responderemos con la misma firmeza del Titán de Bronce, Antonio Maceo, cuando dijo y cito: “quien intente apoderarse de Cuba solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la contienda”.

Señores imperialistas: ¡Por la libertad de Cuba! ¡No nos entendemos!

¡Vivan los trabajadores granmenses!

¡Viva nuestra heroica Revolución cubana!

¡ Viva nuestro glorioso Partido Comunista de Cuba!

¡Viva nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz¡

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos ¡

Migdalia Josefa Barreiro Cisneros, secretaria general de la Central de Trabajadores de Cuba, en Granma

La Demajagua

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top