¡Expectativas con los Caballos!

Apenas nos separan 11 días del inicio de la Serie Nacional de Béisbol (SNB), un evento en el que los Alazanes de Granma intentarán incluirse entre los ocho equipos clasificados y luego luchar por su quinto campeonato.

Si analizamos de punta a cabo la selección, dada a conocer el pasado viernes, nos percatamos de que es muy parecida a la del año anterior, en el que apenas se alcanzó el lugar 12.

Sin embargo, esta vez, a diferencia de la 62 SNB, sí estarán desde el principio figuras como Roel Santos, Raico Santos y Guillermo García, peloteros que han jugado en franquicias profesionales y deben aportar mucho para alcanzar la meta de los play off.

García saldrá a Canadá en abril, en tanto es una incógnita si Roel partirá a México, pero ambos jugarían un buen tramo de la campaña y eso probablemente ayude a encaminar al llamado team equino.

El 29 de marzo de 2023 los granmenses abrieron el juego inaugural contra Matanzas con este line up: 1-. Yosbany Millán (LF), 2-. Osvaldo Abreu (3B), 3- .  Guillermo Avilés (1B), 4-. Alfredo Despaigne (BD), 5-. Carlos Benítez ( 2B), 6-. Alexquemer Sánchez ( RF), 7-. Darian Palma (CF), 8-. Yulián Milán ( SS), 9-. Gumersindo Cisneros (C) y César García (L).

Para el próximo 9 de marzo, según declaraciones del director Ángel Ortega, los Caballos podrían abrir con: 1-. Roel Santos (CF), 2-. Guillermo Avilés (1B), 3-. Guillermo García (RF), 4-. Alfredo Despaigne (BD), 5-. Raico Santos (LF), 6-. Osvaldo Abreu (3B), 7- .Yulieski Remón (2B), 8-. Yulián Milán o Leonardo Alarcón (SS), 9-. Yosbany Sánchez (C). Si el receptor fuera Hubert Sánchez pudiera cambiar el orden.

Es fácil apreciar que arrancaremos la 63 SNB con una formación más sólida, que debe mejorar con la incorporación del receptor Alexander Guerra, en una fecha cercana al 20 de marzo.

El jiguasiero, quien jugó en ligas menores con la franquicia de los Cachorros de Chicago, ha de llegar el 7, pero necesitaría unos 15 días de entrenamiento y supervisión para volver a ponerse los arreos.

Los granmenses tendrán otras ventajas para esta serie, como un banco superior, la selección de una dirección con mayor tiempo (el año pasado se hizo oficial apenas 26 días antes del comienzo) y más descanso para la mayoría de los peloteros, quienes no tuvieron que empatar el final de la SNB con la Liga Élite y luego la Serie del Caribe, tal como sucedió en la temporada precedente.

Todo lo anterior ha generado enormes expectativas entre los aficionados y ya muchos de ellos apuntan a Granma como “uno de los favoritos para el campeonato”.

Sin querer hacer el papel de aguafiestas, debo señalar que es mejor conservar la prudencia y ver cómo se desarrolla el torneo.

Por supuesto que, en el papel, Granma parece con muchas opciones de clasificar, pero hablar de título es “una cosa mayor”.

Para que los Caballos puedan conseguir su quinta corona tendrá que mejorar mucho la receptoría, que fue uno de los puntos vulnerables de la pasada edición.

Además, es preciso consolidar la defensa en torno a la segunda base, que se antoja como uno de los puntos menos fuertes de la escuadra.

El bateo debe ser el puntal del equipo, para respaldar un staff de pitcheo que tendrá seis abridores: Leandro Martínez, César García, Yoel Mogena y Yunier Castillo.

Los otros dos pudieran ser Alexei Ricardo y Kelbis Rodríguez, aunque no se descarta al zurdo David Bella.

En cualquier caso, los Alazanes inspirarán respeto a cualquier rival. Lo ideal sería una arrancada por lo alto, que daría confianza a un elenco con nombres de “primer nivel”.

Pero aquí vuelve a valer la llevada y traída muletilla: “El terreno dirá…”.

Osviel Castro Medel

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top